Image default
EL BARRIO nostalgico boedo Noticias

Boedo : el barrio donde la nostalgia es la vecina mas vista

Tanguero y tradicional el pasado vive actualizado en Boedo. Un barrio con características propias que atrae cada día a más personas y enamora por su espíritu perenne a pesar de los avatares del tiempo.

Almagro y San Telmo conservan el espíritu especial del pasado que revive en cada esquina. Esa atmósfera que rodea al barrio parece ser el fundamento de su encanto.
Compartiendo la misma comuna que Almagro se encuentra Boedo. El mismo se destaca de su anterior por ser un barrio con códigos establecidos donde sus vecinos se conocen mutuamente, sus bodegones conversan la estética de un pasado más vivo que nunca y sus paredes hablan de futbol e historia.
El frenesí de Bueno Aires se detiene en sus límites y el paso del tiempo no logró corroer algunas pautas en el barrio.
Bares tradicionales, viejos almacenes, fachadas antiguas y calles adoquinadas hacen al encanto de este barrio delimitados por las avenidas Independencia, Sánchez de Loria, Caseros y La Plata, es decir que linda con Almagro al norte, San Cristóbal y Parque Patricios al este, Nueva Pompeya al sur y con Caballito al oeste.
En los años 20, el barrio fue también sede del “Grupo Boedo”, agrupación artística y política de izquierda y en relación con el grupo obrero, dirigida por Antonio Zamora. Esta situación iniciática dio origen a la popularidad histórica del barrio.
Cuenta la leyenda que el tanguero Homero Manzi habría compuesto el tango “Sur” en el antiguo Café del Aeroplano ubicado en la esquina de San Juan y Boedo. Un sinnúmero de bares y cafés notables del barrio vieron pasar a todos los grandes poetas y tangueros, cuyos espíritus siguen rondando entre esos lustrosos mostradores, como en el Café Margot, uno de nuestros lugares preferidos.
Sin embargo esto son solo algunos de los locales famosos de la zona.En su mayoría el barrio está formado por bodegones clásicos, cafés con historia de personajes famosos y un sinnúmero de locales con postes deportivos en sus paredes.
Hace unos 10 años el barrio comenzó a destacarse también por la presencia de sus teatros independientes. Justo frente al Café Margot, Pan y Arte une el escenario con los placeres gastronómicos.
Sobre la arbolada Avenida Boedo, numerosos bares instalan sus mesas para disfrutar de unos buenos tragos y las callecitas adoquinadas esconden más de un secreto. Otro lugar simpático es el bar-café Zidane, un café abierto por una fanática de este ícono del fútbol francés.
A pesar de su fama no todo es café en Boedo y los amantes de las cervezas también tienen las puertas viertas en el barrio. Se encuentran todo tipo de restaurantes en el barrio que ofrecen sus tragos especiales.
Un claro ejemplo de ellos es Don Roque, famosos por su alfajor de carne o bien Pan y Arte reconocido por sus deliciosos platos locales e internacionales y Me Tenés Tarta para una rica comida casera o por la tradicional Esquina Homero Manzi para saborear platos tradicionales con ritmo tanguero de fondo.
En Boedo siempre hay algo para hacer y aunque sus paredes halan de tango sus espacios siempre ofrecen algo novedoso.

Impactos: 3

Related posts

Iban 15 a bordo de una camioneta y chocaron en Carmen de Areco: hay 9 muertos

Noti Barrios

“Del otro lado podía estar buscándome un hermano, un tío, una abuela.”

Info Diario

Los primeros contenedores anti cartoneros se instalaron en Once

Revista el Abasto