diciembre 7, 2022
Noticias Salud

Continúa el distanciamiento hasta el 31 de enero, mientras esperamos las vacunas

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció que el DISPO (Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio), seguirá vigente hasta el 31 de enero. Mientras tanto debemos continuar respetando las recomendaciones preventivas para evitar la segunda ola.

Así es la realidad. En general no hay por el momento un rebrote. Preocupa el observar lo que sucede en otros lugares. Como algunos países de la región y en Europa. Ha llegado una nueva ola y volvió a circular el virus. Es prudente que anticipemos la jugada ya que venimos detrás de los acontecimientos. Primero, suceden por allá y luego por acá. Lo cual nos favorece, en el sentido de que estamos alertados y podemos prepararnos. Antes que nada, para evitar la propagación. La forma de lograrlo, debería ser repitiendo y mejorando las estrategias. El comportamiento de la población tiene mucho que ver con el éxito en los resultados del combate contra el virus. Europa lo sufrió en carne propia.

El verano después del descenso de los contagios los hizo pensar que se había acabado el peligro y que podía volver a la normalidad. Error que se paga caro. El virus había amortiguado sus efectos porque la gente se cuidaba. Es comprensible que cuando se vive aislado y cumpliendo ciertas obligaciones, se genera en los individuos una acumulación de ansiedades que crece con el paso de los meses. En el momento en que se liberan de esas ataduras, surge instintivamente la necesidad de salir, compartir y trabajar. Se quiere recuperar el tiempo perdido de un día para el otro. Allí es donde se acaba con todos los cuidados que se mantenían hasta entonces. Se baja la guardia y el enemigo ataca. Es así, ni más ni menos.

A ese tema agreguemos la incertidumbre que apreció con las vacunas. Lo último que se informó es que volará un avión de Aerolíneas, entre el 21 y 23 de diciembre. Un viaje de ida y vuelta inmediata. Tardará 39 horas en cubrir los dos trayectos incluyendo el tiempo de carga. Se traerá una primera tanda de 300 mil dosis. Las declaraciones de Putin, que se negó a utilizarla por recomendación de su médico, quien le dijo que no puede aplicarse en la población de más de 60 años, hasta que no sea aprobada. Este hecho llenó de dudas a las mentes de los argentinos, sobre su eficacia. A eso se suma la falta de acuerdo con Pfizer y la demora de AstraZeneca. Nos estamos quedando sin vacunas. Creemos que es imposible que esto ocurra. De alguna forma se solucionará.

Por el momento se cuenta con esas 300 mil dosis para parte del personal esencial. El fin de semana pasado viajaron a Rusia, Carla Vizzotti, viceministra de Salud y expertos de la ANMAT. Ese es un tema a resolverse. Se le pide al organismo de control nacional una autorización de uso de emergencia poder utilizarla.  Para acelerar ese trámite, viajaron cinco de los expertos de ANMAT para ganar el tiempo de aprobación. Lo cierto es que, aunque lleguen y sean aprobadas, esta partida es muy baja en número. Mientras tanto hay que pensar en cuidarnos hasta que lleguen y después, no queda otra que convivir con el virus. Nadie sabe a ciencia cierta si las vacunas serán seguras y eficaces. Además, hasta no vacunar a una cantidad importante de la población de cada centro urbano, la batalla seguirá en pie.

Lo que nos queda es apelar a lo que hicimos durante estos 9 meses. Aislamiento, si fuera necesario, de no ser así, distancia, lavado de manos, barbijos, no asistir a reuniones numerosas y a las que se pueda concurrir, debe ser en lugares abiertos o con muy buena ventilación y distancia en los cerrados. Nos debemos cuidar a nosotros mismos. Bienvenida sean las vacunas, si llegan y resultan seguras y eficaces. No las vamos a despreciar. Mientras las esperamos, nos seguimos cuidando. Durante el anuncio, el presidente Fernández, también reconoció que ese es el camino: “Todos esos cuidados que tuvimos los tenemos que profundizar ahora porque, en este momento, donde sentimos que los casos han bajado, nos relajamos y tenemos muchas ganas en las fiestas de acercarnos, de compartir una copa con la familia, una mesa”.

Lo haremos en forma reducida y manteniendo la distancia, con el barbijo puesto. Insistió en las medidas de prevención para desestimar que el virus está terminado, debemos: “Seguir conviviendo con todos los cuidados que tuvimos cuando la pandemia asomó por primera vez. Durante mucho tiempo tendremos la mitad de nuestra cara cubierta”. Hay que aceptarlo, es así como lo dice. Todo lo que venga por encima de esto, será bien recibido. Por ahora nos seguimos cuidando. El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, comparte la preocupación en este sentido. La emergencia en la Ciudad está bastante controlada. Estamos en una meseta de unos 300 casos diarios desde hace tres semanas. Esto pone en duda la estabilidad. Que pasará después de la línea horizontal. La curva continuará para abajo o para arriba.

Por lo que pasa en Europa se teme y se previene por la segunda ola. Quirós indica cual es la estrategia con que abordarán ese peligro: “Investigación epidemiológica, rastreo y testeo. Seguir con los cuidados, como el uso apropiado del tapabocas, el distanciamiento social y evitar todo lo que se pueda los lugares cerrados”. Por lo menos, en estas cuestiones, que son de suma importancia, existen coincidencias entre el Gobierno de la Nación y el de la Ciudad. Por lo pronto, el ministro nos comenta los resultados de los controles que continúan realizando de manera constante: “Seguimos identificando muchos casos nuevos que han sido por encuentros familiares, sociales o de trabajo, en lugares cerrados”.

Por Francisco Grillo

The post Continúa el distanciamiento hasta el 31 de enero, mientras esperamos las vacunas appeared first on Las Miliuna Porteñas.

Related posts

El Gobierno Nacional legalizó el uso del cannabis medicinal

Periodismo Real

16 de Octubre: Día Mundial de la Alimentación

Periodismo Real

La Amazonia pierde los dientes-desolación en el bondadoso Pulmón Verde-

Ricardo Guaglianone