Image default
LA CIUDAD Noticias

El Hospital Pirovano tratara con el suero equino hiperinmune a pacientes con coronavirus.

En los próximos días comenzaran a aplicarse en pacientes del Hospital Pirovano, ubicado en la Av. Monroe 3555, el suero equino terapéutico para tratar a los infectados con COVID-19, que ya demostró en los últimas pruebas, la gran capacidad de neutralizar al virus. Si los resultados del suero hiperinmune de caballos en los pacientes del Hospital son positivos, la empresa de biotecnología argentina “Inmunova” lo producirá a gran escala, y de esta forma se convertirá en el primer medicamento fabricado en nuestro país para combatir la pandemia. La empresa Inmunova, quien lleva a cabo este proyecto, es una compañía Argentina de biotecnología que se especializa en la investigación, y el desarrollo de una nueva generación de medicamentos innovadores para enfermedades poco frecuentes, y para las que aun no existe ningún tratamiento.
La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Medica (ANMAT), dio su aprobación al Protocolo de investigación de los ensayos en pacientes, y las pruebas permitirán apreciar la seguridad y la eficacia del suero equino hiperinmune. En la fase anterior de los ensayos del suero equino, los resultados demostraron que tiene la capacidad de bloquear el ingreso del COVID-19 a las células, y de esta forma frenar el avance de la enfermedad. Ahora el objetivo es demostrarlo en pacientes moderados, que no estén internados en Unidades de Terapias Intensivas, que realmente tienen la capacidad de detener el desarrollo de la enfermedad. El procedimiento clínico, aprobado por el ANMAT, comenzara esta semana a realizarse en el Hospital Pirovano y el Sanatorio Guemes de la Ciudad de Buenos Aires, y en el Hospital Cuenca Alta-Samic, y el Instituto Medico Platense de la Provincia de Buenos Aires. Los ensayos clínicos incluyen la participación voluntaria de 242 pacientes moderados infectados con coronavirus, que se les proporcionará los anticuerpos producidos por el suero equino, con el fin de detener la propagación el virus en el organismo, impidiendo que se desarrolle la enfermedad. El estudio clínico en esta última fase de pruebas, intentara demostrar la recuperación pronta del paciente infectado e interrumpir el avance de la enfermedad, sin la necesidad de la asistencia respiratoria mecánica o la derivación a una Unidad de Terapia Intensiva.

Related posts

Instalaron una cámara de termografia infrarroja que mide la temperatura corporal a los pasajeros del Centro de Transbordo de Constitución.

Refugios: el trabajo detrás de escena

Nuevo Ciclo

A LOS 81 AÑOS, FALLECIÓ EL EX PRESIDENTE DE LA RÚA

Info Diario