agosto 19, 2022
Interes General Noticias

El Jardín Botánico recupera su flora nativa a través de un subsidio internacional.

El Jardín botánico de la Ciudad de Buenos Aires “Carlos Thays”,  del barrio de Palermo, ha recibido un subsidio internacional, por su proyecto de “Recuperación de Flora Nativa del Delta del Paraná”.

La Fundación Botánica Korane en Francia, encargada de proteger las especies y conservar la biodiversidad del planeta,  junto al Laboratorio Internacional Pierre Fabre, segundo laboratorio dermocosmético a nivel mundial, y bajo la supervisión de “Botanic Gardens Conservation International” , que es una organización inglesa  no gubernamental que financia donaciones para salvar la flora en peligro, son los encargados de éste proyecto.

En ésta oportunidad, y gracias a los fondos recibidos, se está trabajando en las especies consideradas de “Monte blanco”, que es el ecosistema característico del Delta del Rio Paraná, en el centro del país, que abarca un conjunto de organismos de especies que existen en un lugar  definido, que otorga condiciones ambientales primordiales para su supervivencia. Especialmente son especies vegetales de origen tropical y subtropical. La denominación “Monte blanco”, fue bautizada por los botánicos que estudian la flora Deltaica. Este monte blanco envuelve en su mayor parte a la Provincia de Entre Ríos hacia el sur, en las islas del Tigre, la parte más próxima a la Ciudad de Buenos aires, que prácticamente se encuentra en extinción, debido al uso de la tierra para la producción de madera o frutas. Además existen muchos emprendimientos inmobiliarios en esas zonas,  que perjudican la tan preciada flora nativa del monte blanco.

Se han elegido aproximadamente 20 especies de flora característica de la zona,  para cultivar en el jardín botánico,  para su posterior traslado y plantación al monte blanco, entre ellas se encuentra el ceibo, el chalchal, la palmera pindo, especies que no están amenazadas actualmente,  pero su  hábitat se encuentra en  peligro.

El proyecto recibirá la donación de 40.000 euros por tres años consecutivos para su realización, en la conservación y especialmente la producción de la biodiversidad, la educación sobre la importancia de la naturaleza, y la difusión en la conciencia colectiva sobre la importancia vital del mundo vegetal.

Related posts

Proponen ampliar el Centro de Desarrollo Infantil de la calle Pringles en el barrio de Almagro.

Boedoweb

La Ciudad de Buenos Aires, en el puesto 33 de un ranking mundial

Barrios Vecinales

Nación, Provincia, Ciudad: más allá de los desencuentros, la emergencia va acomodando los melones   

Francisco Grillo