12.9 C
buenos aires
junio 14, 2021
Cultura

El Legado permanente de Caloi

El genial dibujante e historietista Carlos Loiseau nació en la provincia de Salta el 9 de noviembre de 1948. Vivió la infancia y la adolescencia en la localidad bonaerense de Adrogué. Estudió en el Nacional Buenos Aires.
Comenzó a publicar sus trabajos profesionalmente en la histórica revista “Tía Vicenta” en 1966 y en la publicación “Análisis”. También colaboró con “El Gráfico”, “Panorama”, “Tío Landrú”, “Satiricón”, “Mengano”, etc.
A partir de 1967, creó la serie “Artista, flor y Ejecutivo” para “María Belén”. En 1968 varias de sus historietas aparecen en diferentes secciones del diario “Clarín”. La consagración llegaría en 1973 con “Clemente”, un ser sumamente especial ya que carecía de alas, o brazos, y el cuerpo a rayas contrastaba con el color amarillo brillante de su cuerpo, que no demoró en convertirse en un auténtico símbolo nacional. Su temática recurrente: la mirada crítica acerca de la realidad y el amor por las mujeres y el fútbol. Se alimentaba esencialmente con aceitunas y de vez en cuando tomaba uno que otro mate. La popular tira ocupó la contratapa de “Clarín” durante treinta y nueve años. También tuvo a su cargo la página de humor en la revista “Viva”.
En 1990 debuta en la Televisión Pública con el ciclo “Caloi en su tinta”, un proyecto dedicado a difundir la actividad relacionada con el cine de animación de autor.
Entre junio y julio de 2002 desarrolló un ciclo de microprogramas en 3D, con Clemente como protagonista. Esta enorme creación que llegó al corazón de chicos y grandes, fue declarada Patrimonio Cultural de la Ciudad, y su artífice, el querido Caloi, Personalidad Destacada de la Cultura y Ciudadano Ilustre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Algunos de sus trabajos pudieron ser exhibidos en Uruguay, Venezuela, Brasil, Colombia, México, España, Francia, Italia, EE.UU, Cuba, Bélgica, Alemania, Bolivia, Puerto Rico, y numerosos museos a nivel global, que aún en la actualidad, exponen sus obras.
Caloi incursionó en la actividad publicitaria, participó en diferentes campañas para reconocidas empresas como por ejemplo: Terrabusi, Quilmes, Molinos, YPF, Parliament, etc.
A lo largo de su trayectoria recibió varios premios, entre ellos los Konex de las Artes Plásticas 1982 y 1992, el Martín Fierro en 1993, y los reconocimientos de la Fundación El Libro y el Fondo Nacional de las Artes, Maestro del Arte, Lennon de la Paz, entre otros.
Publicó numerosos libros-alrededor de treinta, participó de varias antologías, y se desempeñó como guionista de espectáculos teatrales, como “El show de Cecilia Rosetto” en 1980.
Entre otras muestras, se destacan: “20 años no es nada”, “Originales a Color”, “Clemente 30 pirulos” y en Alcalá de Henares, España, junto a Tute, “En el nombre del hijo”.
Un trabajador incansable del dibujo y los contenidos, talentoso, comprometido, amigable, un grande de la industria creativa nacional, se fue de gira un 8 de mayo de 2012.
A nueve años de su partida física, el merecido recuerdo para Caloi, quien además de las sonrisas, nos hizo pensar.

Por Buen Ciudadano

The post El Legado permanente de Caloi appeared first on Buen Ciudadano.

Related posts

Día Nacional del Teatro

Visión Porteña

“Osvaldo Soriano, nunca se fue, siempre está llegando”

buenciudadano

Décimo Quinto Aniversario del Salón de Arte textil

Tubarrio en la Web