Image default
Noticias

La cultura desde el hogar

Con la vigencia del aislamiento social obligatorio, artistas, vecinos y talleristas se han valido de la gran ventana digital para seguir en contacto. Los recitales virtuales y las clases online son una cosa de todos los días, algo tan rutinario como el uso de tapabocas o la higiene de manos.
La cuarentena por la pandemia implicó, entre otras cosas, cerrar teatros independientes y centros culturales, uno de los motores que dotaba de identidad y e impulso económico a la zona del Abasto. La reconstrucción será enorme. Este panorama oscuro prevalece en cuarentena y seguirá más allá una vez que la vida vuelva a transcurrir fuera de los límites hogareños. Sin embargo, en el mientras tanto, hay iniciativas que llaman a la cercanía de las personas y a mantener activa la creatividad; siempre siendo conscientes que el acceso a internet es desigual, ya sea por motivos monetarios de cada individuo como por el desarrollo de la infraestructura.

En primer lugar, vale mencionar que el Centro Cultural Alfonsina Storni (Tucumán 3233) cumple 35 años y lo celebra con clases online. Integra el Programa Cultural en Barrios del Ministerio de Cultura porteño, que ofrece talleres anuales de forma gratuita.
La inscripción a los talleres se hizo de forma online a fines de febrero y las clases debían iniciar a mediados de marzo. Por la crisis sanitaria del coronavirus se pospusieron por tiempo indeterminado.
Las autoridades del Storni decidieron que los docentes brinden clases online para que los estudiantes puedan incorporar conocimientos durante el tiempo del aislamiento social obligatorio. Las clases están disponibles en la fan page del centro cultural en Facebook.
Además de los talleres, el Storni mantiene una activa vida social al sumarse a distintas actividades barriales. Por caso, es parte de Balvanera en Red, que organiza acciones culturales. Los talleristas también han hecho exhibiciones en espacios públicos como el Parque de la Estación de Gallo y Perón.

El Club Atlético Fernández Fierro también se sumó a la vida digital durante la cuarentena. Al tener cerrado su hogar de Bustamante 772, epicentro de conciertos de tango y diversas expresiones artísticas, desarrolló entre el 8 y el 14 de abril “Para no volvernos tan locxs”, un ciclo de conciertos transmitido en vivo por internet.
Se presentaron, cada uno una noche distinta, Palo Pandolfo, Francisco Bochatón, Sofía Viola, Luciana Jury, Yacaré Manso y Pablo Grinjot. La audiencia virtual pagó una entrada a beneficio para garantizar el sostenimiento de la cooperativa del CAFF.
Con el objetivo de mantener los vínculos que se generan al organizar festivales en la vía pública (como la Quema del Muñeco en el Pasaje Zelaya o los Cortes Cachengue sobre la calle Humahuaca), integrantes del Teatro Archibrazo (Mario Bravo y Valentín Gómez) crearon las Archientrevistas, charlas con instituciones del Abasto y alrededores que se transmiten por redes sociales (Instagram).
Ya lo han hecho con el grupo de teatro comunitario de Abasto-Almagro Sin Telón y con la Casona Cultural Humahuaca, que este mes cumple 20 años.

Al cierre de esta edición, se contactaron con este medio desde Che Lele, que es un proyecto de canciones para la infancia nacido en Balvanera. Fueron grabadas durante la cuarentena, desde el hogar de cada artista. Su creador es el docente de música Leandro Rossi y cuenta con la voz de la cantora María Belén Duet. Ambos son vecinos del barrio. Los temas están en Spotify y redes sociales.
Rossi, que integró el grupo Anetol Delmonte donde editó tres discos y fue músico de Sol Pereyra, cuenta: “Hace dos años empecé a trabajar en nivel inicial, y al tiempo en primer ciclo de primaria. Al principio utilicé canciones de otros autores hasta que de a poco comencé a componer música original. La infancia es un momento único, absorben, copian y crean a una velocidad imparable, y yo disfruto y aprendo mucho de las niñas y niños”.
“Por primera vez en mis años de composición puedo ver el feedback entre mis canciones y el público sin tener que esperar a un concierto o grabación de disco. Este intercambio se da todas las semanas y son tan transparentes que a través de sus emociones puedo darme cuenta si el tema gusta o no.”
Músicos: Leandro Rossi (voz, guitarra, composiciones); María Belén Duet (voz); Eduardo Bazán (batería, percusión y teclados); Claudio Alejandro Rodríguez (bajo); Lucas Fernández (teclados, ukelele, guitarra y voz). La producción corrió por cuenta de Rossi y Bazán.

Por último, como parte de este fenómeno cultural en el contexto de la pandemia, el realizador audiovisual Néstor Frenkel divulgó que se puede ver gratis su documental El Mercado (2013-2014) sobre el Abasto. El subtítulo de este trabajo es “El edificio que fundó un barrio”. Se puede ver en este enlace con la contraseña “abasto”: https://vimeo.com/82603523.
El realizador dijo en redes sociales: “Es un documental que hicimos en 2013 con Diego Poleri (cámara y foto) Fernando Vega (sonido) Federico Rotstein (asist. de dirección) Sofia Isabel Mora (asesora en guión y montaje) Fernando Molnar y Sebastian Schindel (producción) Alina Gandini (música) Mali Collasso (asist. de fotografía) Iair Michel Attías (montaje) y con la participación de Fernando Noy, Pedro Saborido, Roberto Fernández, Octavio Pc y muchos más”.
Sinopsis, según Cine.ar: “El mercado” propone una reflexión sobre el paso del tiempo y el uso de un espacio emblemático de Buenos Aires como el Abasto. En más de 100 años, muchas historias han pasado por la construcción central de este barrio tradicional, que funcionó como un mercado proveedor de frutas y verduras para luego convertirse en el Abasto Shopping, centro comercial de movimiento diario y constante, que se ha consolidado como uno de los más exitosos de la capital argentina”.

J.M.C.

Impactos: 4

Related posts

La nueva plaza Houssay: del cemento de los militares a un espacio más verde y un patio de comidas subterráneo

Noti Barrios

Ciudad impulsa un Plan de Emergencia para el Fortalecimiento de las Áreas Críticas

Revista el Abasto

Homenaje a Carlos Gardel a 84 años de su fallecimiento

Revista el Abasto