enero 27, 2023
EDUCACION Noticias

La vuelta al cole presencial en la Ciudad    

Al final, llegó el 17 de febrero y comenzaron las clases luego de superar las opiniones diversas que esta decisión había generado. El retorno se produjo en la ciudad de Buenos Aires, para un sector del alumnado y en la provincia de Buenos Aires, para aquellos que necesitaban recuperar los contenidos perdidos durante la virtualidad.

Para la mayoría de los chicos y sus padres, fue una gran alegría volver a compartir con sus compañeros los gratos momentos de conectividad durante la etapa de aprendizaje. En todas las escuelas se vivía con mucha emoción este reencuentro entre alumnos, docentes y padres. Con muchos cambios para que todo transcurra con la mayor previsibilidad posible. Se contemplaron en los protocolos y una serie de medidas decididas por los expertos. Todo es necesario para asegurar la mayor protección frente a la posibilidad de contagio del virus. En la Ciudad volvieron a abrirse unas 2.117 escuelas. Los alumnos que se integran al sistema presencial, en forma escalonada llegarán a los 370.493.

El 17 de febrero comenzaron con las clases presenciales los jardines maternales y de infantes, de 45 días hasta los cinco años. Los tres grados iniciales de la primaria y del secundario, primero y segundo año. Así fue diseñado por el gobierno de la ciudad. El cumplimiento depende de las condiciones de cada colegio. Si, de acuerdo a las posibilidades edilicias y de infraestructura, pueden cumplir con las exigencias requeridas. El lunes 22, se agregan los chicos de los cuatro últimos grados de la primaria y los de la modalidad Especial. Los tres últimos años de la secundaria y los cuatro últimos de las Escuelas Técnicas, se reincorporan el 1 de marzo. Los alumnos de las escuelas de adultos, lo harían el 8 de marzo. El día 22 de ese mes, le toca a los terciarios e institutos de formación profesional y de docentes.

Es una vuelta a una normalidad un poco diferente. Muchas cosas han cambiado. Los horarios de entrada son escalonados para no juntar muchos chicos y padres en las puertas y aledaños. Se van distribuyendo por intervalos de 10/15 minutos entre cada grupo. Los nuevos protocolos indican que se debe hacer una cola en la entrada, con la distancia de 1.5 m entre cada uno. Entrar uno por uno, con el correspondiente barbijo, les toman la temperatura, se limpian los pies en una alfombra sanitizante y se colocan un gel en las manos. Luego, cuando lo dispongan los docentes, se volverá a sanitizar a los chicos en los baños, durante la estadía en la escuela. Las jornadas, en la mayoría de las escuelas, serán diarias, de cuatro horas. Se dictarían las clases en burbujas de alrededor de quince chicos cada una. El protocolo previene las siguiente situaciones:

El protocolo

Se implementa de acuerdo a la realidad de cada escuela. El uso de tapabocas y la toma de temperatura al ingresar son medidas comunes a todas. Es un protocolo detallado con pautas para garantizar la presencialidad cuidada como, por ejemplo:

El ingreso a las escuelas se realizará en forma escalonada, cada 10 minutos.                                                        Las burbujas serán el grado, sala, curso o año.                                                                                                              La distancia social será de 1,5 metros, como mínimo y para eso se redistribuyó el mobiliario.                            Al entrar se les tomará la temperatura a todos los chicos y se limpiarán las manos con alcohol en gel.            El tapabocas será obligatorio desde sala de cinco en adelante y se les dará máscaras de acetato a los docentes.                                                                                                                                                                            Es clave la renovación del aire. Por eso, se mantendrán abiertas las puertas y ventanas.                              Habrá recreos, pero sin contacto entre las distintas burbujas.

Pueden ser en horarios escalonados o en diferentes espacios.                                                                                  Algunas actividades como las clases de educación física y de música, tendrán su protocolo específico.          Quedan suspendidos por el momento los grandes actos, incluido el de inicio de clases.                                    Cada una de las escuelas, con participación de los directivos y los docentes, adaptan este protocolo de acuerdo a las características del edificio. Hoy los establecimientos se dividen en 5 tipos según su modelo de construcción y sus condiciones edilicias. El Gobierno los acompañará y habrá un control permanente y de manera conjunta con los gremios y la comunidad educativa, también, de la evolución de la situación sanitaria.

Medidas en el transporte y la movilidad

Como ya se anunció, el transporte público será prioritario para estudiantes y docentes en los horarios de ingreso y egreso a las escuelas. Para reforzar este mensaje, se colocó cartelería en 1.700 paradas y refugios de colectivos, y en 55 estaciones de subte.        Además, se trabajó con el Gobierno Nacional, el Provincial y las cámaras que nuclean a las líneas de colectivos para aumentar la frecuencia durante el horario escolar en pos de que alumnos y docentes puedan viajar más rápido y respetando las distancias. Hasta ahora el servicio de colectivos funcionaba al 65%; ahora llegará al 8 Juan José Méndez, secretario de Transporte, describió cómo se acomodará el transporte para trasladar a estudiantes y docentes: “Hay más movimiento en las calles, y eso lo estamos acompañando con mayor cantidad de colectivos. Sigue vigente el protocolo, con una capacidad restringida de pasajeros, en donde deben ir todos sentados y hasta diez parados”.

Los micros escolares deberán circular con las ventanillas abiertas. Antes de ingresar, se tomará la temperatura a todos los chicos, que tendrán que usar tapabocas. También se reforzaron las medidas de higiene y los conductores deberán estar separados por un plástico divisorio. Sólo podrán viajar chicos sentados.

A su vez, vuelve a funcionar el programa Sube y Baja en 140 escuelas con el que se organiza el tránsito para aquellas familias que llevan a sus chicos en auto. El objetivo es evitar que los chicos suban o bajen de vehículos estacionados en doble fila. Asimismo, habrá operativos de seguridad en las zonas de ingreso y egreso a los establecimientos.

Felipe Miguel, jefe de Gabinete, informó desde su twitter: “El Gobierno de la Ciudad entregó ya 74.472 mascarillas para los docentes, quienes deberán usarlas además del tapabocas, 33.145 litros de alcohol en gel, 53.359 litros de alcohol líquido, 1.662 termómetros, 6.000 dispensers de papel, y 6.000 dispensers de jabón”.

Por Francisco Grillo

The post La vuelta al cole presencial en la Ciudad     appeared first on Las Miliuna Porteñas.

Related posts

Reabre Tecnópolis

Periodismo Real

Los vecinos ya pueden votar en BA Elige 2019

Tubarrio en la Web

El último adiós a Diego

Nuevo Ciclo