16.8 C
buenos aires
septiembre 27, 2020
Image default
Noticias Sociedad

Los Clubes de Barrio en estado de alerta

Por Maximiliano Ritrosi.

En diálogo con Periodismoeal.com.ar, Diego Indycki Presidente de la Unión de Clubes de Barrio de Quilmes (UNCBQ) y Tesorero de la Unión Nacional de Clubes de Barrio (UNCB) nos dejó varios conceptos con respecto a cómo sobreviven los clubes de barrio por el acuciante efecto de la Pandemia del Coronavirus19

¿Cuál es la situación actual de los Clubes?

La situación de la mayoría de los clubes de barrio era crítica, fundamentalmente debido a 4 años de abandono de parte del gobierno nacional, que no sólo era la falta de políticas públicas para el sector sino también con medidas que los afectaron de manera muy profunda, como el tarifazo de los servicios públicos. “Fuimos los primeros en salir a reclamar por el aumento de las tarifas, allá por enero de 2016, presentamos amparos en la Justicia, expusimos en la Audiencia Pública, nos manifestamos en la calle y en los pocos medios de comunicación que nos daban un espacio, pero sin embargo no tuvimos ninguna respuesta”.

La Unión Nacional de Clubes de Barrio impulsó la ley nacional n°13098, que fue votada en diciembre de 2014, pero que aún no fue reglamentada. (Desde 2014 hasta marzo de 2019 no había pandemia sólo desidia). El anterior gobierno no demostró ningún interés en hacerlo. Y hoy tenemos el compromiso del gobierno nacional de ponerla en marcha. Esta norma es esencial, ya que plantea, entre otras cuestiones,  una tarifa social para los clubes de barrio, la inembargabilidad de los terrenos y sedes, y la regularización administrativa y jurídica, el gran tema pendiente para las entidades del país.

¿Cómo hacen esas instituciones para sobrellevar esta crisis?

La realidad de los clubes de barrio no es diferente a la del resto de la Argentina, que se ha visto afectada por una pandemia que puso en crisis las mayores economías del mundo. Los clubes ya venían golpeados, y ahora vino el coronavirus, que nos obligó a tener las puertas cerradas y sin actividad, por eso la poca capacidad de generar recursos genuinos también está vetada. Hoy, la mayoría de los clubes no tiene capacidad para afrontar gastos de ningún tipo, por eso estamos dialogando con el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, para agilizar la implementación de las diferentes herramientas de ayuda que creó el gobierno nacional para asistir a los clubes, como los ATP, los programas de obras, subsidios, etc. Hay buena voluntad de los funcionarios por hacer llegar esta ayuda de la manera más rápida y transparente posible, así que si bien sabemos que no alcanza para todos, es un alivio para muchas instituciones ante esta situación no deseada e inesperada que es la pandemia.

¿Cuántos clubes de barrio hay en la Argentina, reciben algún tipo de ayuda o subsidio y de qué forma y de qué tipo (donaciones, comida, indumentaria, etc.?

No hay estadísticas oficiales acerca de la cantidad de clubes, por eso es fundamental llevar adelante el registro, que también está previsto en la ley nacional de clubes. Solamente en la UNCB, participan más de 4.000 instituciones de todo el país.

Cómo me referí anteriormente, hay líneas de subsidios y ayuda por clubes, pero siempre nos encontramos con la misma dificultad, que es la regularización administrativa, otro problema histórico. La mayoría de los clubes carece de la documentación al día, por eso propusimos el año pasado una amnistía administrativa para poner en regla a todas las instituciones.

Celebramos que en la provincia de Buenos Aires se esté impulsando una ley en este sentido, mediante un proyecto del presidente del bloque del Frente De Todos, Facundo Tignanelli, que ya cuenta con media sanción de la cámara de diputados  y esperamos que pronto se transforme en ley en Senadores, a pesar de la negativa a acompañar del bloque de Juntos por el Cambio.

Durante la pandemia, los clubes han abierto sus puertas desde el primer día para ayudar a las familias más vulnerables, ya sea como centros de aislamiento o comedores comunitarios, que se llevan adelante por la solidaridad de los vecinos y comerciantes, y ahora estamos comenzando a articular con el Estado nacional y algunos municipios para que llegue más ayuda.

¿Con respecto a las tarifas tienen algún tipo de subsidio o siguen pagando demasiado?

Nunca recibimos ningún tipo de subsidio, pero acá no hay que perder el foco del problema. No queremos subsidios para pagar tarifas impagables e injustas ya que sería que el dinero del Estado siga engrosando las arcas de las empresas privatizadas, que en el caso de Edesur, además brindan un pésimo servicio.

La UNCB sigue reclamando una tarifa social y acompaña los pedidos de revisión del monto de las tarifas, así como lo hemos hecho desde el primer día en las audiencias públicas durante el anterior gobierno y las diferentes presentaciones judiciales.

¿Se contactaron con la Secretaria de Deportes Inés Arrondo, hubo alguna promesa?

Fuimos recibidos por la secretaria de Deportes apenas asumió su gestión. Habíamos comenzado una etapa de diálogo con la idea de realizar un trabajo en conjunto en beneficio de los clubes de barrio, pero al llegar la pandemia, nos enfocamos y priorizamos brindar nuestra ayuda en lo que sea necesario hasta superar la emergencia.

Además Estamos trabajando con el Ministro Matías Lammens y su equipo en la reglamentación de la ley.

Diego Indicky (Pte. Unión Clubes de Barrio de Quilmes) – Claudio Rial (Pte. Unión Nacional de Clubes de Barrio) – Ines Arrondo (Secretaria de Deporte de la Nación)

¿Ya se presentaron los Protocolos para el inicio de las actividades?

Los Clubes de Barrio presentaron su protocolo de coronavirus para la vuelta a la actividad, el mismo tiene como objetivo convertirse en instrumento orientador para la apertura de los clubes y organizaciones, cuando esté permitido.

El documento fue presentado siguiendo las pautas de los Ministerios de Salud y de Turismo y Deportes de la Nación.     Además, se organizó en conjunto con organizaciones y federaciones de clubes de barrio y pueblo.

El mismo busca convertirse en un instrumento que organice y oriente la reapertura de los clubes, estableciendo las medidas sanitarias correspondientes. El mismo, será aplicado en forma conjunta con los que fueron elaborados por las federaciones deportivas. Cabe destacar que el documento establece recomendaciones sobre cómo realizar las aperturas cuando esté permitido.

Al finalizar la entrevista al Sr. Diego Indycki reconozco que es ardua la lucha que enfrentan los clubes de barrio, ya que son el lugar de contención de niños y adolescentes, que gracias a la práctica de algún deporte, no caían en la droga, la delincuencia y/o prostitución.

Qué pena que fueron cerrando sus puertas poco a poco, ahora son ellos los que se reinventaron y contienen a los más vulnerables dándole comida, abrigo y asilo en algunos casos.

Tal vez mi comentario sea poco objetivo, ya que mi niñez, juventud y parte de mi adolescencia la viví en un club de barrio.

 

 

Impactos: 11

Related posts

Legisladores porteños del FdT a favor de la decisión de Trotta

Nuevo Ciclo

Campaña “No va más” en el  Recoleta

Tubarrio en la Web

Proponen que Boedo tenga un Centro Comunitario de Reinserción Social

Nuevo Ciclo