20.1 C
buenos aires
diciembre 2, 2020
Cultura

¡Por siempre Homero!

El gran poeta y letrista del tango Homero Manzi, en realidad su apellido era Manzione, había nacido en la ciudad de Añatuya, provincia de Santiago del Estero, un primero de noviembre de 1907.
A lo largo de su apasionante trayectoria utilizó dos pseudónimos: Arauco y Barbeta.
Se destacó por sus textos poéticos, las metáforas, y una mirada permanente hacia el barrio humilde, sus protagonistas, desde una impronta plena de ternura y compasión.
Su primer gran éxito llegó en 1948, con el icónico “Sur”, un clásico que resiste claramente al olvido y al imperio de ciertas modas…El inmenso músico, arreglador y bandoneonista, Aníbal Troilo “Pichuco” le compuso la melodía.
Una obra donde la evocación y la nostalgia se encuentran en un mano a mano profundo, fue escrita en la esquina mítica, un lugar de Buenos Aires, que con el paso del tiempo se convertiría en “La Catedral del Tango”. Estamos hablando, claro, de ese cruce, único, bien porteño que sólo puede sentirse al transitar por las Avenidas San Juan y Boedo.
Hijo de madre uruguaya y papá argentino, siete hermanos, de muy niño se radicó en Bs.As para iniciar los estudios en el colegio Luppi de Pompeya…
Otro de los significativos aportes de Manzi al arte y a la cultura popular, se encuentra vinculado a la revalorización del género milonga. Dentro de su amplia producción, sobresalen: “Milonga Sentimental”, “Del Novecientos”, “Triste”.
Activo participe de la época que le toco vivir en todos los campos, en cuanto a sus poemas/letras no estuvo al margen del romanticismo inspirador de la década del 40. Algunos ejemplos de su vuelo creativo, para escuchar una y otra vez: “Fruta amarga”, “Torrente”, “Ninguna”, “Fuimos”, “Después”…
El querido Homero también escribió “Romance de Barrio”, “El Último Organito”, “Che Bandoneón”-creada en colaboración con su hijo Acho-, “Malena”, “Mañana Zarpa un Barco”, “Mano Blanca”…”Viejo Ciego”, “Paisaje”, “Discepolín”, “El Pescante”, “En un Rincón”, “Abandono”…
La inquietud por el conocimiento lo llevó a estudiar Derecho, se desempeñó como profesor de literatura, fundó la cátedra de cinematografía en la Universidad de Cuyo, incursionó en el periodismo, y en el cine, como guionista y director. Cabe señalar que junto a Ulises Petit de Murat redactó “La Guerra Gaucha”, “Pampa Bárbara”, “Su Mejor Alumno”. Dirigió las películas “El Último Payador” y “Pobre Madre Querida”.
Homero Nicolás Manzione, Manzi, se fue de gira el 3 de mayo de 1951, con apenas cuarenta y cuatro años…
Su legado permanece ¡vivo e intacto!

The post ¡Por siempre Homero! appeared first on Visión Porteña.

Related posts

El Cine Arte Lumiere abrirá sus puertas al finalizar la cuarentena

Tubarrio en la Web

Villa Crespo: Se larga la Maratón Barrios Creativos.

Tubarrio en la Web

Pequeño Gran Festival en el Centro Cultural Konex

Ciudad Web