enero 23, 2022
Ciudad Cooperativas

Trabajo cooperativo en la ciudad: del encierro al asociativismo

Un proyecto textil posibilita el acceso al trabajo formal a personas que se encuentran detenidas y la reinserción de quienes recuperan su libertad.

Así es como surge la Cooperativa de Trabajo Hombres y Mujeres Libres Limitada, radicada en Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). La entidad se dedica al rubro textil y está conformada por trabajadores y trabajadoras que han vivido en contexto de encierro y por familiares de personas que se encuentran detenidas.

Las dificultades en el acceso al trabajo formal es una de las principales problemáticas a las que se enfrentan las personas que han estado o se encuentran en contexto de encierro. En ese marco, los proyectos asociativos se presentan como una forma de organización, expresión y de oportunidad.

 “Proyecto autogestionado de la economía social por una salud pública e inclusiva realizando productos de calidad”, así se presentan desde la Cooperativa que inició sus actividades en junio de 2013.

“Autogestionada”, “Independiente”, “Del productor al consumidor”. Estos  carteles pueden leerse como una invitación para que los transeúntes se animen a entrar en la tienda Prisma, el comercio de ropa manejado por la Cooperativa Hombres y Mujeres Libres, ubicado en Federico Lacroze 4181, un espacio cedido por la Asociación Mutual Sentimiento que se halla pegado a la entrada de la estación del ferrocarril Urquiza, en el barrio porteño de Chacarita.

Allí, en el primer piso de la mutual, funciona el taller. Es un espacio amplio de unos cuarenta metros cuadrados, con luminosos ventanales –importantes para la meticulosa tarea del bordado y el estampado-, máquinas de coser distribuidas a los costados de las blancas paredes, tintas de muchos colores y telas de variados tipos que en poco tiempo se convertirán en blusas, pantalones, vestidos, bolsos y tantas otras prendas más.

Un gato blanco remolonea entre unas bolsas, y, esparcidos en el piso, como si fuera una alfombra rala, están los juguetes de los hijos de los trabajadores y trabajadoras que integran la asociación. Una estampa de informalidad familiera y compromiso laboral.    

Producen carteras, bolsos, morrales, remeras y demás artículos personalizados; y lograron atravesar la pandemia gracias a la comercialización de productos sanitarios.

Hombres y Mujeres libres es un ejemplo de articulación en el seno del cooperativismo que habilita la inclusión a través del trabajo.

Related posts

Inscripción Pre-Cosquín 2022

Claudia Molina

La UBA cumple 200 años de vida

Ricardo Guaglianone

Buenos Aires distinguida a nivel mundial

Nuevo Ciclo