Image default
Noticias

Ya se abrió el cruce del viaducto del Mitre sobre Monroe

Hace unos días sobre Blanco Encalada, ya se puede cruzar las vías de la línea Mitre, ramal Tigre, hacia Libertador, y no depender de que la barrera esté abierta. Simplemente porque en ese cruce ya no existen barreras. Fue el primer paso a nivel del tendido que se reabrió renovado, pero ya no es el único, porque con inauguración oficial incluida, este martes se habilitó el cruce de Monroe, el segundo de los ocho con los que contará la traza ferroviaria de Palermo a Núñez.

El paso está entre las calles 11 de septiembre y Túnez, y es uno de los cruces más utilizados de la zona tanto por vehículos como por peatones, que durante la obra padecieron los desvíos y la congestión a toda hora. En paralelo avanza el montaje del viaducto por el que correrá el tren entre las avenidas Dorrego y Congreso, en un tramo que comprende 3,9 kilómetros de extensión y que promete beneficiar a unas 650 mil personas entre usuarios del Mitre, automovilistas y pasajeros de las numerosas líneas de colectivo que por allí transitan.

Los seis cruces restantes son los de las calles Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza y Olazábal. A su vez, se abrirán cuatro calles que se encontraban cerradas y restringidas al paso, transformándose en nuevos pasos seguros: Echeverría y Roosevelt lo serán para el tránsito vehicular, mientras que Virrey del Pino y José Hernández tendrán cruce exclusivo peatonal. La futura fisonomía de la zona con un viaducto que corre en altura ya comienza a perfilarse como un nuevo paisaje menos gris y más verde. 

Debajo del Viaducto quedarán abiertos más de 74.000 metros cuadrados disponibles que serán intervenidos para crear espacios verdes, zonas de disfrute y servicios que impulsen la integración y la seguridad de los barrios de Palermo, Belgrano y Núñez”, indicaron desde el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, que lleva adelante la obra junto a Ausa.

20 minutos menos de viaje y dos estaciones nuevas son otras de las mejoras que ofrecerá la línea. Así, y previa demolición para levantar el túnel, las estaciones Lisandro de la Torre y Belgrano C ahora formarán parte del tubo por el que correrá el tren en altura.

En el caso de la terminal que está en Barrancas de Belgrano, será totalmente techada y tendrá un moderno diseño de acero y hormigón, con un andén de 220 metros de largo y un revestimiento de vidrio templado. Será 100% accesible para personas con movilidad reducida, contando con escaleras mecánicas y ascensores. De esta forma, los usuarios estarán protegidos ante las inclemencias del clima.

Lisandro de la Torre estará elevada a 9,5 metros de altura, con una ubicación que se verá levemente desplazada para permitir el paso por debajo del nuevo trazado de la calle Olleros. Tendrá una cubierta liviana abovedada sobre los andenes y acceso a través de escaleras mecánicas y pedestres, que llevarán a un entrepiso desde el que podrá apreciarse el entorno de la plaza, al tiempo que permitirá distribuir el flujo de pasajeros según el sentido del viaje.

Impactos: 1

Related posts

Llega “Al Mercado de estación” edición Otoño

Agronomia Web

La policía secuestro más de 26.000 productos apócrifos

Devotohoy

El ranking de las obras teatrales más vistas en la ciudad

Buenos Baires