agosto 14, 2022
Interes General Noticias

Almagro: Cerró un histórico restaurante

El famoso restaurante Don Carlos, ubicado en el barrio porteño de Almagro, cerró sus puertas.

En este sentido, cuando murió el dueño del mítico restaurante, Domingo Lamosa, se vendió el fondo de comercio y en 2019 cerró. En la actualidad hasta la propiedad que tiene un valor de 600.000 dólares, está a la venta.

En el barrio de Almagro, hacia el año 1955, se inauguró el restaurante que le cambió la cara al barrio. El italiano Luigi le puso de nombre Don Carlos, en honor a su suegro. En 1971, pasó a manos de Domingo Lamosa Baltasar, quien convirtió el local de Billinghurst y Valentín Gómez en la esquina de las estrellas y en la famosa Cantina Don Carlos.
 

Personalidades destacadas de la cultura, espectáculo, del deporte y de la política, fueron comensales en la cantina.
Además, en la década del ’80, el dueño de Cantina Don Carlos decidió premiar a las personalidades del mes, con la entrega del Ñoqui de Oro. La cantina se hizo más conocida cuando comenzó a poner baldosas con estrellas con nombre de famosos en la vereda, que tiene 129 estrellas dedicas a Mirtha Tinayre de Legrand, Marcelo Tinelli, Diego Maradona, Guy Williams, Isabel Sarli, José Sacristán, Lucho Avilés, Martín Karadagian, Juan M. Traverso, Enrique Macaya Marquéz, Soledad Pastoruti, Lola Flores, Showmatch, Lalo Shiffrin, Tito Lectoure, Lolita Torres, entre otros.

En diálogo con Bae Negocios, Gustavo Lamosa, hijo de Domingo, recordó que “Mientras vivió en la Argentina, Guy Williams, más conocido como El Zorro, iba todos los domingos a comer pastas. Mirtha Legrand tenía su mesa, al entrar a la izquierda. Los políticos sabían que era el lugar para hacer buenos contactos, siempre iban Carlos Menem, Raúl Alfonsín, Daniel Scioli, Héctor Cámpora, entre otros”.

Y agregó que “Desde la muerte de mi padre, con los nuevos dueños la cantina duró cuatro años. En 2019 cerró sus puertas, antes de la llegada de la pandemia. Nos quedaron debiendo dinero y a cambio nos dieron muebles y objetos que estamos liquidando”.

Actualmente, el local abre todos los días para vender lo que le queda, como lass fotos de Domingo con famosos, como Alejandro Apo, Osvaldo Laport, Lucho Avilés, Analía Gadé, autografiaron con dedicatorias para el querido Domingo. Llevarse uno de estos platos pueden valer de $200 a $300 depende del personaje que haya dejado su firma.

Gustavo junto a su hermano, acompañó mucho tiempo a su padre en el negocio, pero cuando murió decidió no seguir. Desde el cierre del local, tampoco pensó en reabrirlo. “Cuando decidimos no seguir, fue un alivio. Es mucha preocupación la presión impositiva, el tema laboral, los juicios embargables, todo muy complicado, por eso cerró en 2019 y porque no tuvo un buen manejo”, señaló Gustavo Lamosa. Cuando mira las baldosas con las estrellas que puso su padre, al estilo el Paseo de la Fama de Hollywood, se pregunta si el Gobierno de la Ciudad hará algo para resguardarlas. “Son un símbolo de Buenos Aires”, aseguró.

Related posts

Ya está vigente la PRESTACIÓN BÁSICA UNIVERSAL Y OBLIGATORIA

Nuevo Ciclo

CABA: Miembros de la justicia volverán a la presencialidad

Tubarrio en la Web

UN DÍA COMO HOY SE INAUGURABA EL PARQUE RIVADAVIA

Marina Bussio