abril 18, 2024
Noticias

CARTA A MI HERMANA

Deconstruir una sociedad machista va a llevar años pero comenzamos el camino. Nos visibilizamos, hacemos ruido, hablamos, nos ven, nos oyen.

Ya no permitimos que digan “hallaron muerta a una
mujer”, ahora gritamos “la mataron”, porque nos matan. Nos
violentan, nos tratan de locas, nos ridiculizan pero aún estamos, de pie,
unidas, sororas.

Muchas han quedado en el camino y seguirán quedando pero no
será en vano. Porque, como dijo Galeano, el hombre le tiene miedo a la mujer
sin miedo.

Además de la violencia física y psicológica hay cuestiones
que tenemos que seguir revisando. No cobramos el mismo salario que el hombre,
no tenemos acceso a los mismos puestos laborales. Porque además de trabajar
tenemos la tarea de cuidado de nuestres hijes. Si hermana, vos te ocupas de
llevarlos a la escuela, de ver que tenga la ropa preparada, de encargarte quien
le cuide cuando estás trabajando, de sentarte a hacer la tarea. Porque el
hombre no está en todo el día. Seguramente también te encargues de pagar
impuestos, de buscar precios, de volverte loca con las cuentas. No, los números
no dan.

Quizás en el mejor de los casos, como en el mío, tengas a tu
lado un compañero que no te deja sola, que te entiende, te respeta y comprende
que es todo de a dos. Pero ¿sabes qué? Ni siquiera el sistema está armado para
que eso pase. Él tiene horarios más completos y más tiempo fuera de casa. No
tiene licencia de paternidad el mismo tiempo que vos para compartir la crianza.

Tenemos dos luchas, enfrentar el machismo en su violencia
feroz y adaptar un sistema regido bajo mandatos y normas patriarcales. Que de
trabajo tenemos hermana.

Pero ya no estamos solas, somos muchas, hay mucha lucha y
trabajo. Y muchos hombres con conciencia de igualdad nos acompañan.  No aflojes hermana, lo que te pasa a vos a mí
también. Sororas.

Tu hermana Marina Cruz.

Related posts

Los Pitbulls que atacaron al ladrón no serán sacrificados

Info Diario

ALBETO HEREDIA EN EL MUSEO MODERNO

Rodolfo Soto

UN BARRILETE FLAMEA EN EL COLEGIO SANTA CECILIA

Marina Bussio