octubre 3, 2022
Medios

Disminuyeron las consultas por síntomas de ACV en hospitales

Desde que comenzó la pandemia del nuevo coronavirus, disminuyeron en un 50% las consultas por síntomas de ACV.

Según explican los médicos la baja de estas consultas sería porque  “los pacientes temen concurrir al hospital por riesgo de contagiarse de la enfermedad“.

Los especialistas advierten que las consultas que llegan por guardia de personas con síntomas de accidente cerebrovascular (ACV) disminuyeron hasta un 50% desde el comienzo de la pandemia. Asimismo que remarcaron que los centros de salud tienen “corredores seguros” y que la atención precoz de estos cuadros disminuye los riesgos.

En diálogo con la Agencia de Noticias Télam, Cristina Zurrú, médica neuróloga a cargo de la Sección de Enfermedad Cerebrovascular del Servicio de Neurología del Hospital Italiano, manifestó: “Lo que pudimos objetivar es que a partir de que se decretó la cuarentena se produjo una disminución en la cantidad de pacientes con síntomas de accidente cerebrovascular que consultaron por guardia“.

“Entre los motivos se encuentran que los pacientes temen concurrir al hospital por riesgo de contagiarse de la enfermedad”, dijo Zurrú, y agregó: “es importante recordar que a partir de la pandemia todos los hospitales han establecido circuitos seguros de atención de los pacientes, es decir que al llegar a una guardia, cuando un paciente tiene síntomas sugerentes de Covid-19 o viene de un entorno con casos entra en un circuito aparte y en caso de que haya que internarlo, hay internaciones separadas”.

La neuróloga, detalló además que la consulta precoz frente a un ACV “es muy importante dado que las posibilidades de disminuir el riesgo inicial depende de cuán rápido el paciente concurra al hospital”. “Los pacientes están concurriendo hoy en forma muy tardía y con cuadros ya muy severos y no se pueden aplicar terapéuticas de reperfusión (tratamientos para restablecer el flujo sanguíneo)” indicó.

Cabe señalar, además, las consideraciones sobre el tema del neurólogo Alejandro Andersson, del Instituto de Neurología Buenos Aires (INBA): “las consultas y estudios como electroencefalogramas, potenciales evocados y análisis de sangre disminuyeron un 30%, sacando la primera semana en las que la caída fue mucho más fuerte”.

Y puntualizó que “Lo que se modificó sustancialmente es que gran parte de la atención se hace por teleconsulta, tal es así que las primeras semanas el 90% de la atención fue de este modo y sólo un 10% fue presencial, de los cuales muchos tuvieron que internarse por patologías importantes”.

Related posts

Costa Salguero: Ciudad presenta un nuevo espacio verde frente al Río

Maria Martinez

Plantas y su relación con la prosperidad de la casa

Nuevo Ciclo

Espiritualidad para tiempos difíciles y para los otros también

Ricardo Guaglianone