Image default
Entrevistas AMEP

Víctor Laplace y Gastón Pauls estrenan película: “El Plan Divino”

AMEP estuvo presente en la Función Privada y Conferencia de Prensa de la película EL PLAN DIVINO, que se estrena el jueves 14 de noviembre. Dirigida por Víctor Laplace, quien también es parte de elenco. Protagonizada por Gastón Pauls, Javier Lester y Paula Sartor. Con la producción de Luis Sartor, fotografía a cargo de Agustín Álvarez y música de Damián Laplace.

Es una hermosa película, llena de emotividad, donde la ternura de sus personajes Eustaquio y Heriberto, a uno lo terminan encariñando. Desde el minuto 1, con la fotografía imponente de la zona, y la maravillosa música, el espectador ya se adentra a ese mundo mágico del séptimo arte. Con escenas donde la risa se adueña del público, El Plan Divino, es una de esas cálidas películas que no queres que termine. Un historia chiquita, contada de una manera excepcional. Una temática dura, tomada por el director, con mucha inteligencia.

Sinopsis: En una pequeña iglesia aislada en la selva misionera, viven dos monaguillos cuarentones: Eustaquio (Gastón Pauls) y Heriberto (Javier Lester). Ambos fueron abandonados siendo niños y crecieron como hermanos, bajo la tutela del Padre Roberto (Víctor Laplace), un anciano sacerdote que fue el mentor de ambos y al que ahora, en el final de su vida, deben cuidar y proteger.

Eustaquio pretende quedar al mando de la Iglesia y Heriberto piensa sólo en María (Paula Sartor), una hermosa y enigmática joven, que apenas repara en él. Ambos enfrentan su primer gran crisis existencial que los lleva a poner en marcha un riesgoso plan, un plan divino. Trailer  

Periodista: ¿Por qué elegiste este tema para hacer una película?

Víctor Laplace: Básicamente yo quería hacer una comedia y a partir de ahí la idea del humor me pareció muy fuerte, como una buena herramienta para animarse a tratar unos temas que son un poco conflictivos. Yo creo que es mucho mejor así, que el humor y la risa que provocan los personajes, hará que el público se ría mucho. También nos hemos reído mucho en el rodaje, filmándola. Pero esa era básicamente la idea. Para animarse a tocar algunos temas que están insinuados en la película. Pero hay algo que si es interesante, el planteo existencial que tienen esos hombres y esta mujer, de la que se sabe menos hasta que ella habla. Todo lo que les pasa, luego de haber sido niños abandonados. Que así se llama originalmente el libro, la obra de Rafael Brusa. “Niños expósitos”, que significa niños abandonados. Han estado allí mucho tiempo, y se han hecho cargo del padre Roberto, y a partir de allí hay conflictos, pasan cosas y arman ese “Plan Divino” que como son dos muchachotes torpes, fracasan, pero a la vez fracasan y vuelven a empezar. Y esa idea del héroe que fracasa y que justamente vuelve a empezar, porque sabe que fracasa pero que sigue adelante. Esta es una idea que a mí me gusta mucho de la película. Nos gustó mucho  a todos. Pero básicamente es por eso que elegí esta temática.

P: ¿La idea del perdón también está en la temática?

Gastón Pauls: Yo creo que en la película tocar ciertos temas a través del humor es sutil, mas allá que es un humor sutil, y esto lo hablamos con Víctor antes de empezar a filmar. La comedia está reforzada, esta subida un tono, está remarcada, no son personajes absolutamente naturalistas. Había un jueguito un poco por arriba. Pero la película tiene mucha inteligencia, y es lo que a mí me atrajo como actor. Cómo se dicen ciertas cosas. Para mi es una película con humor, nos divertimos mucho haciéndola. De hecho hubo muchas retomas porque nos reíamos mucho en el rodaje.

 

“La película tiene mucha inteligencia, y es lo que a mí

me atrajo como actor”. (Gastón Pauls)

 

VL: Si, los actores sobretodo (dice riendo)… bueno, yo también me reía un poco. Pero había que pararlos a los señores. Era muy divertido.

GP: Si, muy divertido. Y si uno lo piensa claramente hay mucho dolor atrás, hay mucho tiempo de dolor. Pero en ese sentido es donde está la inteligencia de la película. En ningún momento refuerza o pone el peso en ese dolor, en los oscuro, en lo trágico que pudo haber pasado. Yo creo que hay perdón. A mi personaje le cuesta, pero lo  termina entendiendo. Pero ahí para mí está el gran hallazgo y la valentía de Víctor (Laplace). Primero como guionista, después como director, y además como actor. Hacer que lo acompañemos en un trabajo que tiene que ver con el perdón. Que tiene que ver con el abrir, con iluminar zonas oscuras.

Gastón Pauls, Paula Sartor y Víctor Laplace en la Conferencia de Prensa de la Película “El Plan Divino” en la sede de DAC.

 

P: ¿Cuánto tiempo les llevó el rodaje?

VL: Estuvimos mucho tiempo en el trabajo previo. Después ensayamos mucho en casa, en la oficina de Luis Sartor (el productor), tuvimos un trabajo importante. Si nosotros le pudiéramos decir lo que se ha trabajado en esta película, y cuanto amor al cine hay. Porque hemos trabajado mucho, muy intensamente. Luis (Sartor) como productor ejecutivo de la película, me ha dicho cosas muy concretas que me han ayudado mucho. Yo me nutro siempre de los compañeros de trabajo. Como actor y como director. Crezco con ellos. Pero el productor, tiene muchas películas en su haber, me decía que si quería hacer mas planos, o escenas, o lo que se me ocurriera, está todo bien. Pero que tenía que saber que cada cosa que se excediera de lo que tenemos como presupuesto lo iba a pagar yo (se ríen). Ese límite es extraordinario, porque sino uno se divaga. Pero en este caso no tuvimos mucho tiempo para el divague porque hicimos un story de la película, y eso fue muy bueno, porque ya teníamos plano por plano dibujado. Entonces todo el equipo lo tenía y eso alivió la dificultad de no hacerse el loco. Hemos guardado un 10 %.

 

“Yo me nutro siempre de los compañeros de trabajo.

Como actor y como director. Crezco con ellos” (Víctor Laplace)

 

GP: Para las facturas (dice en medio de las risas de todo el equipo).

VL: No no…teníamos el 10% para improvisar. Porque a lo mejor había algunas cosas que nos gustaba detenernos un momento para modificar alguna escena.

Luis Sartor: Tuvimos la ventaja de trabajar en un año muy tranquilo económicamente en el país… (dice con ironía y todos se ríen). Por eso no es que uno se pone en comisario, sino que la realidad manda.

P: ¿Entonces cuanto tiempo duro la filmación y donde se filmó?

VL: Fueron 30 días de rodaje. Lo bueno de grabar en un pueblo del interior es que la gente te brinda mucha ayuda, la gente lo ve desde otro lugar. Y además había mucha armonía en todo el equipo. Y en este caso, nos hemos divertido mucho. En cuanto a la locación, se filmó en la selva misionera. Hubo diferentes propuestas acerca de la locación. Primero pensé rodarla en Tandil, de donde soy yo. Después surgió la posibilidad de hacerla en Córdoba, donde hay un polo audiovisual importante. Pero cuando vi la capillita de la selva misionera, no dudé más. Y ahí hay un gran trabajo de arte de Adriana Maestri, que ya conocía de otras películas que hice.

GP: En cuanto al lugar de filmación quiero agregar algo. La película comienza con un plano abierto dentro de esa inmensidad, dentro de esa selva, porque es una selva, la vida es una selva. En ese sentido es muy inteligente, como entrada a una película, entrar desde arriba en medio de toda esa inmensidad, hay un grupo de personitas que viven esta historia, y también ahí ocurrió algo: nosotros estuvimos literalmente viviendo un mes en ese lugar en medio de la selva, en un lugar que se llama puerto Bemberg, y lo que empezó a pasar, ya que desayunábamos, almorzábamos y cenábamos juntos, estábamos en el mismo hotel todos y teníamos que conectar mucho dentro del set. Y eso pasaba siempre también fuera del set. Conectamos mucho entre nosotros.

P: Paula, ¿cómo construiste tu personaje?

Paula Sartor: Hubo mucho trabajo previo. Pero cuando hay un guión y una historia clara donde se trabaja mucho y cada palabra vale, eso ayuda mucho a poder armar un personaje, en ese caso a María, porque así se llama mi personaje. Porque uno tiene claro lo que tiene que decir y por qué lo dice. Y hubo mucho trabajo previo al rodaje, y por supuesto después de todo el trabajo de vestuario, maquillaje, esas cosas también ayudan mucho a poder crear un personaje y por supuesto la locación.

 

“Hubo mucho trabajo previo. Pero cuando hay un guión y una historia clara, donde se trabaja mucho y

cada palabra vale, eso ayuda mucho a poder armar un personaje”. (Paula Sartor)

 

P: ¿Cómo podrías describir los personajes de tu película?

VL: Hay algo de grotesco en los personajes, hay algo de absurdo y hay algo muy hermosos que les pasa a los personajes, y hay algo pasional y popular. Es un pueblo chiquito, pero no quisimos salir mucho más allá, pero es popular en el más noble de los sentidos de la película. Porque está en un lugar chico el conflicto, pasa por acá, y todos somos un poco grotescos. La sociedad nuestra  es un poco grotesca, es absurda y pasional.

P: Muy buen trabajo también de Javier Lester. ¿Cómo llegaste hasta él?

VL: Javier Lester es un actor talentoso. Es de Tandil, es el hijo de mi amigo el “Colorado” Lester. Javier es un actor extraordinario, muy sencillo. Y lo vi haciendo teatro en Tandil desde chiquito, se va a Barcelona, a Madrid, es un divagado maravilloso, y toca la guitarra y el arpa. Y entonces ahí se me ocurrió incorporar el arpa a la película, junto al violín y al acordeón y toda la música del lugar. No es la típica música que se puede escuchar en las películas de Hollywood, no no. La nuestra es una música potente, del lugar.

P: Gastón, se vieron muchas escenas muy graciosas en la película. Por eso quería saber si hubo alguna que costó más grabarla porque se tentaban.

GP: Si claro, muchas. Pero hubo una que nos costó mucho a Javier Lester y a mí. Fue tanto lo que nos costó que Víctor (Laplace) tuvo que venir a retarnos. Tuvo que hacerse el malo, aunque él como actor sabe de qué se trata cuando te tentas (se ríen los dos).

VL: Gastón igual es provocador, provoca la risa de sus compañeros (dice riendo).

GP: No seas malo. Bueno, pero volviendo a tu pregunta. La escena que más nos costó fue cuando estábamos Javier (Lester) y Paula (Sartor). Luego del comentar algo sobre la confesión, María, que es el personaje de Paula, se retira de la escena y Javier y yo tenemos que mirarnos…bueno en ese momento nos reíamos tanto, que tuvimos que repetir la escena varias veces. Así que no nos pudimos mirar para poder hacer la escena. Porque la hicimos más de 10 veces… fue muy gracioso. Y también hubo otra escena con Víctor…en la escena él esta acostado y yo lo tengo que levantar de la cama para que dé la misa…y él me decía “tengo sueño” con una cara muy graciosa… así que para filmarla no lo miraba a la cara. Y así finalmente salió muy bien la escena.

P: ¿El costo de la película fue muy alto?

Luis Sartor (Productor): Mirá, hoy no se hace una película con $2,50. El presupuesto es medio. Hacer cine es caro. Y a veces uno se pone exigente para llegar con el presupuesto hasta el final. Como dije antes el año no fue fácil, pero ya estamos listos para el estreno. Ahora la película es del público. Y esta es una película para pasarla bien, y además tiene un poder residual.

 

“Ya estamos listos para el estreno. Ahora la película es del público.

Y esta es una película para pasarla bien”. (Luis Sartor)

 

P: Gastón, ¿hubo alguna escena que fue complicada hacer?

GP: Si, hubo una escena en la que discutimos sobre dos posibilidades de interpretación de la escena. Dos caminos interpretativos, o dos caminos emocionales para la escena. Y en realidad yo lo analizo, aunque no es que me ocurra mucho en los rodajes, pero cuando me pasa tiene que ver con el personaje que yo estoy haciendo, porque el director que me dirige de alguna manera era el Padre Roberto (el personaje de Víctor Laplace), Roberto lo dirige a Eustaquio (personaje que interpreta Gastón Pauls). Entonces discutimos una escena, pero ya no amigamos, recién nos amigamos (se ríen ambos). Hablando en serio, yo sé cómo trabaja Víctor, él es un quijote, un gladiador, es un apasionado absoluto. Y no conozco tantos directores que después de tantos años de carrera como actor y director, siga teniendo esa pureza y energía creativa. Está todo el tiempo pensando cómo hacer mejor lo que vamos a hacer. Víctor se pone la película al hombro, y no descansa para que todo salga bien, en rodaje, post rodaje y lanzamiento.

 

 

Elizabeth Machado

Instagram: @machado.eli

Twitter: @machadoelizabet

 

 

 

 

Related posts

El nuevo staff de AMEP Radio, visitó el Castillo de Sandro

Elizabeth Machado

Depresión y Ansiedad : cómo evitarlos en medio de la pandemia

Amep Argentina

La actriz Paola Barrientos a solas con AMEP

Elizabeth Machado

Deja un Comentario