26 C
buenos aires
diciembre 2, 2020
EDUCACION Noticias

Brillante performance del equipo argentino en Olimpiada Internacional de Matemáticas

En plena pandemia, de manera virtual y con protocolos especiales, se desarrolló la 61° Olimpíada Internacional de Matemática (IMO), con sede en San Petersburgo (Rusia). Desde el año 1959, cuando se realizó la primera competencia en Rumania, todos los años se celebran estos encuentros en países distintos.

En un mundo tan convulsionado por la emergencia sanitaria y con actuaciones de muy bajo nivel en las áreas decisivas, de la dirigencia política, económica y social. Que nos hunden en un pozo de realidades negativas para el avance de la civilización. Es una bocanada de aire fresco rescatar a este tipo de encuentros como la prueba de que todavía hay futuro para la humanidad. Es la competencia para demostrar el conocimiento adquirido y la posibilidad de razonar intelectualmente con fundamentos argumentos. El análisis de las más profundas teorías. Ese es el futuro. Hay que apostar a ese camino. Así lo cuenta Bruno: «Los problemas de las olimpiadas son esencialmente distintos a los del colegio. Apuntan más a algo que podríamos llamar pensamiento matemático. Cómo usar la información que te dan en el problema para intentar deducir información nueva. Quizás intentando buscar estructuras nuevas o relacionándolo con otras que ya se vieron antes, y así poder resolverlos».              

En esta edición, con la participación de estudiantes de 100 países, Argentina logró una medalla dorada, dos bronceadas y dos menciones honoríficas. El oro resultó para Bruno Martín Ziger, de 16 años, que se encuentra cursando el tercer año en la escuela de la ORT, del barrio porteño de Almagro. Es la sexta medalla dorada lograda por Argentina, desde el comienzo de estas olimpíadas en el año 1959. Bruno, viene de obtener la medalla bronceada en la ciudad de Bath, Inglaterra, el año pasado. En esta oportunidad, se convirtió en merecedor de la dorada cuando participó, junto a sus compañeros de equipo, de este torneo desde el bunker instalado en la biblioteca del «Parque de la Estación», de Almagro. El mismo se acondicionó, de acuerdo al protocolo recomendado para mantener la distancia social, y fue equipado con medios de comunicación informática para estar conectados a la sede del certamen.

El equipo argentino compitió, los días 21 y 22 de setiembre entre 600 estudiantes que representaban a 100 países. El desafío consistió en resolver tres problemas, en cada uno de los dos días de competencia. Eran seis respuestas que otorgaban un máximo de 7 puntos por cada una de ellas. Existía un máximo de eficacia de 42 puntos. Bruno Martín Ziger logró 31, al responder 4 de las preguntas con calificación de siete puntos más 3 y 0 en las restantes. Las preseas bronceadas les correspondieron a Julián Cabrera y Matías Raimundez, de 17 y 18 años respectivamente. Los dos, alumnos del Instituto Politécnico Superior de Rosario, dependiente de la Universidad Nacional de Rosario. Terminaron en los puestos 181° y 236°, al acumular 22 y 19 puntos cada uno. Las dos menciones honoríficas, les fueron para Lucas Sandleris de 17 años, estudiante del Colegio Nacional Buenos Aires y a Lisandro Acuña de 16 años, de la Escuela Técnica ORT II. Argentina ocupó el puesto 50° en la clasificación general. El año pasado había terminado en el 53°. Primero, por segundo año consecutivo, resultó China.

Refiriéndose a la educación que se brinda en las escuelas, Bruno Ziger, así se expresó: «Es cierto que no se enseña muy bien, no se explica mucho acerca del razonamiento matemático, cómo ante una situación se pueden entender las estructuras para llegar a conclusiones. Quizás se hace más hincapié en lo teórico y esto se deja más de lado, y el resultado que tal vez termina teniendo es mostrar el lado no tan bueno de la matemática y hacer que la gente termine menos interesada. Diferencia esa estructura con la posibilidad que se les abre en estas competencias donde proponen resolver enigmas diferentes: Desde un punto de vista matemático, me gusta mucho la idea de pensar problemas que uno nunca vio y tener que entenderlos para poder hallar una solución». Todo pasa por el análisis y el razonamiento más allá de las fórmulas y estructuras establecidas. Es un pensamiento científico buscando profundizar el conocimiento: «Este problema es de combinatoria, se trata de pensar un contexto y deducir afirmaciones a partir de entender una estructura, rompe el esquema de toda la matemática son cuentas y números».

El equipo argentino estuvo integrado por Bruno Ziger, de la ORT; Matías Raimundez y Julián Cabrera, del Politécnico Superior de Rosario; Lucas Sandleris, del Colegio Nacional de Buenos Aires; Lisandro Acuña, de la ORT II y Charo Morenco, del Colegio San Simón, de La Plata.                                                                                  El grupo fue entrenado por Martín Mereb, profesor de la UBA, investigador del Conicet que, como antecedente en estas competencias, fue el primer argentino en ganar una medalla dorada en Taipei, China, en 1998 y es el jefe de Trabajos Prácticos en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA. Como coordinadoras se desempeñaron Flora Gutiérrez, profesora de Matemáticas y Patricia Fauring, doctora en Matemática, jefa del Departamento de Ciencias Exactas del CBC.

Por Francisco Grillo

 

 

The post Brillante performance del equipo argentino en Olimpiada Internacional de Matemáticas appeared first on Las Miliuna Porteñas.

Related posts

Buenos Aires esquina Tango DICIEMBRE

Boedoweb

Funcionamiento de los Servicios Públicos en las fiestas navideñas

Tubarrio en la Web

Los nuevos radares y cámaras de control de velocidad en la General Paz