diciembre 7, 2022
Sociedad

Covid-19 a un año de la cuarentena

Parece que fue ayer cuando recibíamos una novedad difícil de digerir: el comienzo del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, el tristemente célebre ASPO. El decreto de la emergencia sanitaria por trescientos sesenta y cinco días era un hecho con la publicación en el Boletín Oficial.
Motivados por la circulación comunitaria del virus en la CABA, el AMBA, en el país en su conjunto, y aterrados por las imágenes provenientes de la Comunidad Europea, las fosas colectivas y los vehículos repletos de cadáveres, el discurso oficial introdujo hasta donde pudo el miedo, como una manera de llevar a la sociedad de los argentinos al encierro más prolongado de la historia de la humanidad.
Los días previos a esta decisión, que sólo se justifica para acondicionar el sistema sanitario pero durante algunos días/semanas, los funcionarios de alto rango no dejaban de hacer declaraciones y hasta de malhumorarse ante ciertas preguntas que intentaban aproximarse a una realidad de por sí compleja, desconocida y de consecuencias letales.
El ex ministro de salud, Ginés González García, “el sanitarista brillante” y comprometido, caído en desgracia a partir del descubrimiento de la red de vacunatorios vip, había manifestado allá por febrero del 2020 que había que preocuparse por el Dengue…
Otros funcionarios proponían como solución al Coronavirus tomar una infusión caliente…
La gestión de la pandemia dejó de lado la economía, actitud que provocó el cierre irreparable de miles de Pymes, y comprometió severamente a distintos niveles empresariales, provocando cierres, despidos y hasta en ciertos rubros, significó dejar de operar en nuestro país.
Un año sin clases es demasiado tiempo, la virtualidad es un complemento…Un año de “mercados de cercanía”, los que mayormente hicieron excelentes ganancias, cobrando entre tres y cuatro veces más los productos básicos.
Un año de estrés crónico, de depresión, obesidad, sobrepeso, vida sedentaria, sin expectativas…Un año donde crecieron de manera significativa las adicciones…La soledad, la angustia y la carencia total de oportunidades.
A un año de esta pesadilla, si se produjeron algunas aperturas, estas fueron porque muchos compatriotas lo hicieron posible, con sus reclamos y manifestaciones pacíficas.
Hoy a poco de comenzar el otoño, los primeros fríos, y la certeza de la llegada de una Segunda Ola del Coronavirus, ¿a dónde fue a parar el mega operativo épico de vacunación?
Las vacunas son escasas y además escasean, pero fueron vacunados sectores funcionales a las autoridades. El vacunatorio gate es otro de los hechos para no perder de vista, porque mientras esa práctica ocurría cientos de abuelos, adultos mayores, médicos, y docentes todavía no recibieron ninguna dosis, y tampoco saben cuando la recibirán.
Numerosas preguntas que aún permanecen sin respuesta, por ejemplo, ¿por qué no prosperó la negociación con Pfizer, entre otros Laboratorios de primera línea?
En las últimas horas, la actual titular de la cartera sanitaria, Carla Vizzotti en conferencia de prensa, ante una consulta sobre cuándo llegarán la vacunas de Sinopharm-las que según se anunciara oportunamente- ya fueron adquiridas por el gobierno argentino, la funcionaria-que fuera la vice ministra del renunciado González García, manifestó: “Las vacunas están en China”…

The post Covid-19 a un año de la cuarentena appeared first on Buen Ciudadano.

Related posts

Nuevo permiso para reuniones sociales en CABA

Maria Martinez

LEY DE ALCOHOL CERO: 137 Organizaciones reclaman a Diputados

Visión Porteña

Una jornada dulce… ¡Bienvenidos al Día Internacional del Helado!

buenciudadano