octubre 25, 2021
Prevención y tratamientos Salud

EPOC, primo hermano del tabaquismo

                                                                                      Por Dr. Sergio Eduardo Bowerman

En los noventa ocupaba el puesto 12 en el ranking de enfermedades  que derivan  en la muerte. Se estima que para este año 2021,   pasará al tercer puesto gracias  al aumento de la adicción al tabaco. 

Desde hace un tiempo, se esta escuchando hablar, cada vez con más fluidez sobre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, más conocida como EPOC. El tabaquismo es su principal causa y la dificultad para respirar es su característica.

Frente al ingreso de sustancias nocivas, como el humo del cigarrillo, los tejidos que conforman a los bronquios, responden a esta agresión inflamándose y aumentando la producción de mucosidad, razón por la cual, el paso de aire se dificulta.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica puede derivar en una bronquitis o en enfisema. Los alvéolos pulmonares (sacos terminales del conducto aéreo que se encuentran en contacto directo con la sangre) pierden elasticidad, dificultando el intercambio de gases entre ellos y los capilares sanguíneos.

El trastorno respiratorio es irreversible y se manifesta por falta de aire (o disnea), tos, sibilancia
y aumento en la producción de expectoraciones (moco o flema).
La enfermedad se detecta con un método similar al que se realiza en el control de alcoholemia, donde el interesado sopla fuertemente por una pipeta, pudiéndose determinar el funcionamiento de las vías aéreas.  

  La EPOC, siglas que significan Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (término
desconocido por la mayor parte de la población) que comprende  a la  bronquitis crónica y al enfisema pulmonar que son la cuarta causa de mortalidad en el mundo.

Características y opciones

En la EPOC, la obstrucción del flujo aéreo es progresiva y está asociada con una respuesta inflamatoria anormal de los pulmones a las partículas y gases del cigarro, el cual está adicionado con aproximadamente 4 mil sustancias altamente tóxicas, que producen
además, enfermedades como cáncer e infartos.

Cuando un fumador acude a consulta, si ha tosido durante un tiempo sin causa aparente o tiene disnea (falta de aire), el diagnóstico puede ser EPOC. 

La tos es el síntoma más común y debido a que en las fases tempranas de la enfermedad no afecta las actividades diarias, se aprende a convivir con ella. Al paso de los años, la tos persiste durante todo el día, debido a la inflamación progresiva de las mucosas pulmonares, y se da una reducción cada vez mayor del flujo aéreo.

Para el fumador, la fumadora, existe una probabilidad muy acentuada que desarrolle el cuadro completo de EPOC, la enfermedad que se hizo famosa por los casos de personajes como Sandro o Cacho Castaña, dos exponentes del daño terminal que causa esta dolencia.
 

Related posts

Sigue avanzando la Campaña de Vacunación en la Ciudad de Buenos Aires

Visión Porteña

Continuidad del Plan de Vacunación contra el Covid-19 en la CABA. Precisiones del Ministro Fernán Quirós.

buenciudadano

17 De Mayo, Día internacional de la Hipertensión Arterial

Cosas de Barrio