octubre 2, 2022
Sociedad

Fin de semana amargo

El costo humano de las negligencias suele ser siempre muy elevado. Tal es la situación generada cuando Máximo de cinco años aprovechó, mientras su padre hacía el pedido -en un local de la cadena Whoopies-, para ir al baño, y de pronto, cayó al sótano que se encuentra ubicado en el medio del salón del mencionado comercio gastronómico. La tapa se estaba corrida…Como consecuencia de la caída, dos metros por debajo del nivel del suelo, el pequeño sufrió fractura de cráneo. Su papá lo llevó de inmediato al Hospital Pirovano, y posteriormente fue derivado al Hospital Pedro Elizalde donde permanece entubado en terapia intensiva.
El lamentable episodio ocurrió en un comercio geográficamente instalado en Roque Pérez y García del Río, en el barrio de Saavedra.
La insensibilidad de los encargados del comercio quedo al descubierto cuando luego del hecho, siguió funcionando…
Debido a las manifestaciones, quejas de familiares y vecinos, el lunes las autoridades del negocio decidieron no abrir.
La causa fue caratulada como “lesiones graves culposas”, interviene el Fiscal Matías de Sanctis, titular de la Fiscalía Penal y Contravencional Nro 7 de CABA.
De acuerdo con un comunicado emitido por el Ministerio Público Fiscal, el niño padece de fractura occipital, lesiones encefálicas y permanece internado.
Asimismo la comunicación oficial agrega que: “Se dispuso una consigna policial en el lugar para evitar modificaciones o reformas…Se espera un informe de inspección que será elaborado por la Agencia Gubernamental de Control.
En tanto, el responsable del local Woopies de Saavedra, señaló que “tanto él como sus empleados se pusieron a disposición de la familia de Máximo”, además, destacó que: “para evitar accidentes se colocan carteles y sillas para señalizar el peligro en torno al área del sótano localizada en el salón”…
El padre del menor contradice de plano estas afirmaciones. “El hueco estaba abierto”…Fueron y son las palabras del papá del niño que continúa con pronóstico reservado…
No es posible que una familia compartiendo su finde largo de la mejor manera posible dentro del contexto del Dispo, y luego de nueve meses pandémicos, se encuentre envuelta en semejante pesadilla…
¿Cuál es el valor que los dueños y encargados de ese negocio le otorgan a la vida?
Esperamos que Máximo supere satisfactoriamente esta realidad, minimizando las secuelas, y que quienes por acción u omisión provocaron este hecho, se hagan cargo con todo lo requiera la recuperación definitiva de la criatura.
Porque en esas condiciones, fue Máximo, pero podría haber caído cualquier otro cliente…

The post Fin de semana amargo appeared first on Buen Ciudadano.

Related posts

Operativo DetectAr en la Boca: 12 casos confirmados

Tubarrio en la Web

Murió de coronavirus un jubilado que organizaba marchas anti-cuarentena

Barrios Vecinales

CABA: nuevas alternativas para ayudar a las pymes

Barrios Vecinales