abril 20, 2024
Ciudad

Fundación Rumbos propone 15 propuestas en materia de discapacidad para incorporar en las plataformas electorales

Estas son las 15 propuestas que la Fundación Rumbos propone para abordar de manera integral el problema de la discapacidad en las personas afectadas:

1.Certificado Único de Discapacidad (CUD)

El CUD es la vía de acceso a muchas de las prestaciones que fijan las leyes sobre discapacidad y la vía de acceso al ejercicio de los derechos de las personas en situación de discapacidad. Es inadmisible que al menos el 80% de la población en situación de discapacidad no cuente con él. 

– Implementar una campaña de dotación masiva de CUD en el que se informe claramente dónde y cómo tramitarlo y las prestaciones que brinda. En este sentido, intensificar la difusión en hospitales públicos, centros de salud, obras sociales y prepagas.

– Instrumentar las nuevas medidas de flexibilización para su otorgamiento y renovación (en caso de ser necesario). 

– Garantizar que las provincias y los municipios cuenten con la tecnología, insumos y materiales necesarios para garantizar el acceso al CUD.

– Construir un sistema de turnos prioritario para la realización de estudios a aquellas personas que van a tramitar el CUD, con comunicación directa con las Juntas Evaluadoras.

– En carácter provisorio, para aquellas personas en situación de discapacidad que no cuentan aún con el CUD debieran brindarse las prestaciones ante la simple presentación de un certificado firmado por profesional médico y de trabajo social que certifique que la persona se encuentra en situación de discapacidad. La actual crisis económica obliga a tomar medidas extraordinarias que garanticen la supervivencia de esta población vulnerada.

2. Pensiones No-Contributivas.

– Además de restituir las pensiones no-contributivas (PNC) dadas de baja durante el macrismo, el Estado Nacional debe desistir del recurso extraordinario federal interpuesto en la demanda iniciada por REDI (Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad). Al restituir las PNC también se debe compensar los montos no percibidos durante los meses o años durante los cuales estuvieron suspendidas con actualización que garantice la movilidad.

– Asegurar que las PNC sean compatibles con un empleo formal y con programas pertinentes a otras vulnerabilidades.

3. Cupo laboral.

– Instrumentar sin dilación el cumplimiento del cupo laboral del 4% en el sector público.

– Asegurar la aprobación de una ley de cupo laboral obligatorio en el sector privado, inspirada en la primera ley de cupo laboral del Frente de Lisiados Peronistas y posteriormente de la Unión Nacional Socio Económica del Lisiado (UNSEL) derogada por la dictadura, que obligaba a cumplir con un cupo laboral para personas en situación de discapacidad en toda empresa estatal, pública o privada. Y en el caso de las privadas, sin mediar la condición de ser contratista del Estado.

– Prohibir el despido de todo empleado por motivo de una menor capacidad para trabajar debido a enfermedad o discapacidad adquirida. El empleador deberá realizar las adaptaciones necesarias en su lugar de trabajo, rehabilitar al empleado o transferirlo a otro puesto de trabajo adecuado, garantizando que los lugares de trabajo sean inclusivos (inspirado en la Ley Sueca de Protección del Empleo Nº 80 de 1982, que consiguió una tasa del 50% de empleo para personas en situación de discapacidad, mucho más alta que en otros países).

4. Contratos y licitaciones.

– Incorporar la condición sine qua non de cumplir con la accesibilidad y el cupo laboral en todo contrato con organismos del Estado, ya sea que se realice mediante licitación pública o sin ella.

5. Vivienda.

– Incorporar pautas de accesibilidad en todo plan de vivienda social, (Procrear, etc.), asegurando que toda unidad funcional a construir brinde las condiciones mínimas de accesibilidad mediante visitabilidad[1] y adaptabilidad[2] cubriendo así necesidades actuales y a futuro de la población a medida que envejece y/o requiera la accesibilidad hogareña debido a enfermedades, lesiones, etc.

– Otorgar subsidios y/o líneas de crédito blando (sin intereses) para realizar modificaciones imprescindibles en hogares donde actualmente habiten personas en situación de discapacidad y cuya situación económica-social no les permita solventar los gastos implícitos con los ingresos con los que cuentan.

6. Salud.

– Brindar accesibilidad en las instituciones de salud, tanto en lo edilicio como en el equipamiento, para la realización de estudios médicos (camillas regulables en altura, grúa eleva-pacientes, etc.).

– Proveer los recursos materiales y humanos para la atención de patologías habitualmente asociadas a la discapacidad en hospitales y centros de salud públicos.

– Promover recursos financieros, herramientas fiscales, subsidios y créditos que sirvan como incentivos para el desarrollo y producción local de medicamentos y equipamiento de salud adaptado.

– Incorporar equipamiento y dotaciones de profesionales en los hospitales y centros de atención primaria, revirtiendo la tendencia al vaciamiento del sistema.

– Ampliar las competencias de los profesionales en las áreas diagnósticas y de tratamiento de patologías neuromusculares.

– Incorporar áreas de diagnóstico y tratamiento de patologías neuromusculares a nivel regional.

– Actualizar la remuneración de los profesionales de la salud pública, incluyendo el cese en la precarización de residentes.

– Actualizar los aranceles del nomenclador, dado que se encuentran históricamente retrasados, y mantenerlos actualizados acordes a la inflación. Reintegro a las prestaciones dentro de los 30 días.

– Reconocer al personal de enfermería como profesionales de la salud.

– Promover la desmanicomialización y el programa integral para externación sustentable en virtud de la Ley Nacional de Salud Mental (casa de medio camino, hospital de día, otros).

7. Autonomía. Cuidados y apoyos. 

– Asegurar que las personas en situación de discapacidad cuenten con los apoyos necesarios para desarrollar su vida diaria (asistencia personal, atención médica, equipamiento, medicamentos, sondas, pañales y otros suministros).

– Garantizar que las personas en situación de discapacidad puedan elegir quienes le brinden cuidado, sin la imposición de un asistente domiciliario por la Obra Social o prepaga.

– Promover recursos financieros, herramientas fiscales, subsidios y créditos para el desarrollo y producción local de elementos de ayuda (sillas de ruedas, ortesis y prótesis) y soluciones tecnológicas, tales como grúas de techo eleva-pacientes, sistemas de transferencia a los automóviles, inodoros que posibiliten diferentes alturas y cambiadores para jóvenes y adultos. Para ello, el Estado debe propiciar becas de investigación y realizar convenios con universidades, escuelas técnicas e institutos, y trabajar en el desarrollo sustentable con grupos locales en su rol de garante de los derechos humanos. 

8. Educación.

– Brindar accesibilidad física en establecimientos educativos públicos y privados, dando prioridad a los establecimientos donde ya concurran estudiantes con discapacidad. Debe entenderse por accesibilidad no sólo el ingreso edilicio sino también la circulación interna (horizontal y vertical), sanitarios y mobiliarios adaptados.

– Cómo llegar hasta el establecimiento educativo es tan problemático como la falta de accesibilidad del edificio. Para garantizar itinerarios accesibles desde la casa hasta el establecimiento es necesario:

  • Asegurar accesibilidad en las esquinas correspondientes a las manzanas de establecimientos educativos; prioridad en la construcción/ reparación de veredas y vados; medios de transporte accesible (transporte público con cronograma – articular con Secretaría de Transporte – y transporte escolar accesible).

– Brindar soportes comunicacionales para personas en situación de discapacidad auditiva (lengua de señas/ bilingüismo/aro magnético) y ciegos (braille) [Todo lo que tenga que ser auditivo para ciegos debiera ser visual para sordos].

– Confeccionar kits de materiales accesibles a distribuirse entre los estudiantes en situación de discapacidad visual de escuelas comunes (primaria y secundaria) y de educación especial: elementos de lectoescritura, material de ciencias, elementos de matemáticas y geometría, entre otros, tal como se distribuyen materiales didácticos entre estudiantes sin discapacidad.

– Incorporar réplicas táctiles de órganos reproductores en Educación Sexual Integral (ESI) con información en formatos accesibles.

– Incluir en las bibliotecas escolares de los establecimientos donde cursan estudiantes en situación de discapacidad visual, libros en Braille, macrotipo y audio.

– Brindar soporte pedagógico a docentes y estudiantes que lo requieran.

– Asegurar conectividad asequible, así como computadoras personales (notebooks) a estudiantes y docentes.

9. Transporte público.

Contar con transporte de pasajeros accesible es una grave asignatura pendiente en todas sus modalidades. Las obligaciones del Estado y concesionarios son mayormente incumplidas y el marco legal debe ser actualizado. 

– Garantizar la accesibilidad en los medios de transporte público, brindando continuidad entre el itinerario peatonal y el vehículo (colectivos de corta, media y larga distancia, trenes).

– Asegurar baños adaptados en estaciones de trenes, terminales de colectivos y paradas intermedias en las rutas.

– Asegurar que la información referida a recorridos, paradas próximas y paradas en las que se encuentra estacionado el vehículo, sea dada a los usuarios de forma visual y auditiva simultáneamente. 

– Otorgar la tarjeta SUBE en el AMBA para las personas en situación de discapacidad con el fin de que cese la discriminación en el transporte. El fuero contencioso administrativo federal ha reconocido este derecho en medida cautelar. El Estado Nacional debe desistir de la apelación y acatar la sentencia definitiva.

Sistema de carriles exclusivos para colectivos / Metrobús

– Asegurar el ingreso y egreso de las unidades a personas en situación de discapacidad, de manera segura y autónoma, mediante las siguientes adecuaciones:

  • Corregir altura de plataforma para que coincida con la altura del piso interior de las unidades.
  • Asegurar aproximación de las unidades a dichas plataformas.
  • Mejorar la señalización para que las personas con discapacidad visual puedan orientarse y desplazarse con autonomía y seguridad. 

– Procurar que el chofer de la unidad asista a las personas en situación de discapacidad en el ingreso y egreso y a posicionarse de manera segura.

– Agrupar las paradas según recorridos en común a fin de evitar las grandes distancias entre paradas.

10. Género

– Transversalizar el enfoque de género y discapacidad en la legislación y en programas específicos para personas LGTBIQA+ y mujeres, sobre todo en lo que respecta a las violencias contra niñas y mujeres con discapacidad.

– Garantizar los apoyos en el acceso a la interrupción voluntaria y legal del embarazo para personas gestantes con discapacidad.

– Promover medidas afirmativas que propicien la inclusión laboral y educativa de las mujeres y personas LGTBIQA+.

– Garantizar la accesibilidad física y comunicacional e incorporar perspectiva de discapacidad en la la red de hogares, refugios y dispositivos del Programa de Fortalecimiento para Dispositivos Territoriales de Protección Integral de Personas en Contexto de Violencia por Motivos de Género.

11. Nueva ley de discapacidad. 

– Exigir a la Agencia Nacional de Accesibilidad (ANDIS) que haga público el proyecto de ley de referencia para que se puedan aportar cambios en el mismo de considerarlo necesario, y antes de que el Poder Ejecutivo lo gire para tratamiento legislativo. A su vez, solicitar que genere instancias de reflexión, debate y consenso respecto del mismo al interior del colectivo de personas en situación de discapacidad. El no hacerlo atenta contra la genuina producción participativa promocionada ante esta iniciativa. (Leer nuestros aportes en accesibilidad)

12. Actividades culturales, espectáculos y recitales.

– Facilitar la adquisición de entradas a través de medios virtuales a fin de evitar que las personas en situación de discapacidad o su entorno deban presentarse exclusivamente en las boleterías (para entradas gratuitas, en las que se abone el ticket de menor valor disponible o su valor total), e implementar un sistema para la validación del CUD a través de su código de identificación.

– Informar el procedimiento para la adquisición de las entradas, los sectores en dónde se ubican las personas en situación de discapacidad y las condiciones de accesibilidad física y comunicacional de las salas o lugares en donde se realizan los eventos.

– Implementar la obligatoriedad de la audiodescripción en los teatros oficiales y promover este recurso de accesibilidad en los teatros privados.

– Implementar líneas de financiamiento para proyectos que cuenten con recursos de accesibilidad, y que a su vez la accesibilidad sea considerada requisito indispensable para otorgar financiamiento a los proyectos.

13. Suministro eléctrico. 

– Contemplar dentro de la categoría de electrodependientes a quienes utilizan sillas de ruedas motorizadas o scooters y equipamientos de ayuda para la vida diaria como camas ortopédicas, colchones antiescaras y grúas eleva-pacientes que requieren de electricidad para su funcionamiento. Contar con suministro eléctrico es esencial para garantizar la salud y autonomía.

14. Cruces de rutas.

– Asegurar cruces peatonales seguros y accesibles en todo cruce de ruta que atraviese poblados, priorizando aquellos en itinerarios obligados para acceder a instituciones educativas, sanitarias, laborales, comerciales, y establecimientos gubernamentales.

15. Identificación de prioridades de accesibilidad.

– Crear instancias locales de reconocimiento de prioridades en accesibilidad conjuntamente entre la comunidad (incluyendo la necesaria participación de organizaciones de personas en situación de discapacidad y de organizaciones de jubilados/personas mayores), organismos de gobiernos, profesionales del diseño, y entidades especializadas en la temática.

VER MÁS: Propuestas de accesibilidad para la Ciudad de Buenos Aires

[1] Que el ingreso y hasta las partes públicas de la vivienda (por ejemplo, el living) sean accesibles; y cuenten en dicha área con un baño accesible. [2] Que si alguien que vive en una vivienda adquiere una discapacidad y necesita acceder a ambientes no alcanzados por la visitabilidad, o a la cocina, pueda hacerlo.

Related posts

Vecinos de Villa Devoto presentaron un proyecto de ley en defensa de la identidad barrial y la calidad de vida

Ricardo Guaglianone

Agronomía: Premio CITA para el proyecto que recupera el tomate criollo

Ricardo Guaglianone

Este viernes 8 de julio vuelve a funcionar la estación La Paternal del FCGSM  

Francisco Grillo