28.3 C
buenos aires
enero 24, 2021
Cultura Osvaldo Soriano Uncategorized

“Osvaldo Soriano, nunca se fue, siempre está llegando”

A poco de comenzar el ansiado 2021, uno de los homenajeados de enero, es el querido e inolvidable periodista, escritor de estilo original, donde el sentido del humor está presente.
Soriano nació en Mar del Plata el 6 de enero de 1943, hijo de Araceli y Alberto, un inspector de la empresa Obras Sanitarias. Las obligaciones laborales de su padre lo convirtieron en una especie de nómade…Tiempo después se instalaron en Tandil, la sensación de la huída permanente y la posibilidad de observar a personajes del interior de la provincia de Buenos Aires, marcarían posteriormente toda su obra.
Cuando cumplió los veintiséis años, decidió viajar a la Ciudad de Buenos Aires, para sumarse a la redacción de la influyente revista “Primera Plana”. También se desempeña como colaborador de “Panorama”, “Confirmado”, y para los diarios “El Eco de Tandil”, “Noticias”, “El Cronista” y “La Opinión”.
En 1973 publica su primera novela “Triste, solitario y final”, fue traducida a doce idiomas…Fue el co-fundador del periódico “Página/12”, asimismo, desarrolló tareas de asesor de directorio, redactó las columnas de las contratapas y realizo una corresponsalía para “Il Manifiesto”, de Italia.
El golpe de estado de 1976 lo llevo a iniciar el exilio europeo, primero Bélgica, luego París, donde vivió hasta 1984, año en el que decide regresar a la Argentina.
Durante su estadía en el exterior, precisamente en 1978, escribe “No habrá más penas ni olvido”. Una novela que llegó al cine de la mano de Héctor Olivera, y obtuvo el Oso de Plata en el Festival de Berlín.
En 1980 edita “Cuarteles de Invierno”, logró seis ediciones, fue llevada en dos oportunidades al cine, y en 1981 fue distinguida como la mejor novela extranjera de Italia.
Llegó a vender un millón de ejemplares, entre otros premios, recibió: el Raymond Chandler Award, el Carrasco Tapia-lo otorga la revista chilena “Analisis”, en nuestro país, fue reconocido por las Fundaciones Konex y Benito Quinquela Martín.
El “gordo” Soriano fue un fanático declarado del Club San Lorenzo de Almagro, y esa pasión futbolera, se ve reflejada a lo largo de toda su trayectoria.
Quienes tuvieron el placer de frecuentarlo, comentan que, le gustaba escribir de noche hasta las ocho de la mañana, y luego, dormía hasta las cuatro de la tarde.
Otros trabajos de su producción, son: “Artistas, locos y criminales”,“Rebeldes, soñadores y fugitivos”, “A sus plantas rendido un león”, “Cuentos de los años felices”, “La hora sin sombra”, “Piratas, fantasmas y dinosaurios”,
Víctima de un cáncer de pulmón, falleció el 29 de enero de 1997, sus restos descansan en el Cementerio de la Chacarita.

The post “Osvaldo Soriano, nunca se fue, siempre está llegando” appeared first on Buen Ciudadano.

Related posts

Febrero, mes del Carnaval en la Ciudad de Buenos Aires

Nuevo Ciclo

Tiene 26 años pero su look es de principios del siglo pasado.

Periodismo Real

Enero 2020: Actividades artísticas en la Ciudad

Barrios Vecinales