agosto 10, 2022
Ciudad

Repudian la construcción de una torre en una plaza en Villa Ortúzar

La torre quew centenares de vecinos no quieren se construya, será edificada entre las calles Girardot, Heredia, Montenegro y Estomba, dentro del espacio verde de la plaza Antonio Malaver, allí ubicada en el barrio porteño de Villa Ortuzar, que tiene en dos de sus cuatro esquinas un conjunto de viviendas que pertenecen a dueños particulares y al Estado porteño.

Ese espacio verde se construyó en 1940, una obra que llevó adelante la municipalidad porteña tras adquirir los terrenos de dos clubes de barrio: La Paternal y Gutenberg. Ambas entidades se trasladaron a otros lugares de la Ciudad y el espacio quedó totalmente abandonado.

La Plaza ocupa toda una manzana, y en sus dos esquinas hay 8 terrenos: cuatro pertenecen al Gobierno de la Ciudad . Uno de los privados vendió su lote y paralelamente pidió un permiso de demolición para tirar abajo la vieja casona de la plaza construida antes de 1940.

Quienes viven en el barrio se enteraron del proyecto inmobiliario hace un mes y en menos de dos semanas demolieron la casona.

Todos los vecinos del barrio remarcan que en el Villa Ortúzar hay apenas dos espacios verdes: la Plaza 25 de Mayo y la Plaza Malaver, y cuestionan la construcción de esta torre puede ser la primera de varios proyectos inmobiliarios dentro del mismo espacio verde.

Villa Ortúzar es un barrio de casas bajas, sin edificios altos, pero el nuevo Código Urbanístico votado en 2018 elevó la altura permitida para las nuevas construcciones, incluidas las parcelas con viviendas que se encuentran dentro de la plaza y hay en las mismas condiciones unos 150 inmuebles que seguramente serán comprados para proyectos de viviendas de lujo, destrozando la identidad del barrio.

Related posts

El protocolo sanitario para las PASO en la Ciudad  

Francisco Grillo

Con fuerte rechazo vecinal se anuncio la obra del Parque Lineal – Honorio Pueyrredón

Ricardo Guaglianone

No a los negociados en ciudad: proponen crear una reserva ecológica en la ex Ciudad Deportiva de Boca

Ricardo Guaglianone