octubre 4, 2022
Noticias

Se desprendió una plataforma de hielo de gran tamaño en la Antártida

Colapsó en la Antártida oriental, en una zona donde
el hielo glacial costero estaba calificado de estable

Si bien es relativamente común que las plataformas de hielo en la Antártida generen icebergs, es menos común que una plataforma de hielo se desintegre por completo y en este caso, ocurrieron ambas cosas, como muestran las imágenes satelitales de la NASA.

El cambio sucedió rápido, a  principios de marzo del este año (2022), la plataforma flotante alimentada por los glaciares Glenzer y Conger seguía intacta y a mediados de mes, se había derrumbado, es decir toda la plataforma se derrumbó en solo unas dos semanas. 

Los remanentes helados tanto del hielo de la plataforma glacial como del hielo marino adyacente se dispersaron de las aguas alrededor de la isla Bowman en cuestión de semanas, todo esto tomó menos de un mes.

Todos los colapsos anteriores han tenido lugar en la Antártida occidental, no en la Antártida oriental, que hasta hace poco se consideraba relativamente estable.

Desde hace dos años, la plataforma de hielo ya estaba en un estado de decadencia, perdiendo hielo a una tasa promedio de alrededor de 1 kilómetro cuadrado por día a través del proceso natural de desprendimiento de icebergs.

Pero a principios de marzo de 2022, la plataforma frente al glaciar Glenzer parió un iceberg sustancial, llamado C-37, el témpano medía inicialmente alrededor de 144 kilómetros cuadrados.

Algunas piezas se rompieron, de modo que C-37 medía unos 81 kilómetros cuadrados el 12 de marzo cuando se observó la segunda imagen de la serie; la pérdida sustancial de hielo significó que la plataforma se desconectó de la isla Bowman.

Sin ser sostenida por un ancla terrestre, la plataforma de hielo se desestabilizó y se preparó para colapsar.

Un río atmosférico el 15 de marzo de 2022 parece haber provocado el colapso final de la plataforma.

El sistema meteorológico, que provocó que las temperaturas en el este de la Antártida se dispararan 40 grados centígrados por encima de lo normal, también mejoró el oleaje oceánico y amplificó los vientos cerca de la plataforma vulnerable, esto probablemente causó que el hielo frente al glaciar Conger se rompiera y se dispersara rápidamente.

El evento generó Iceberg C-38, que en ese momento medía alrededor de 415 kilómetros cuadrados.

La pérdida de una plataforma de hielo es problemática porque puede contribuir indirectamente al aumento del nivel del mar.

Las plataformas de hielo son esencialmente la ‘banda de seguridad’ que sostiene el resto de la capa de hielo de la Antártida», cuando colapsan, el hielo detrás de ellos puede fluir más rápidamente hacia el océano y eso es lo que eleva el nivel del mar.

Según los estándares antárticos, la plataforma de hielo y los glaciares que retuvo son relativamente pequeños, por lo que se espera que los impactos del colapso sean mínimos.

Los científicos están más preocupados por la ubicación del colapso, porque todos los anteriores han tenido lugar en la Antártida occidental, no en la Antártida oriental, que hasta hace poco se consideraba relativamente estable.

Esto es algo así como un ensayo general de lo que podríamos esperar de otras plataformas de hielo más masivas si continúan derritiéndose y desestabilizando.

Fuente: Fundación Marambio

Related posts

“Referente Ambiental”

Barrios Vecinales

Villa Devoto reinaugura un patio de juegos

Villa del Parque Hoy

Diputados y Senadores congelaron sus sueldos por 6 meses

Nuevo Ciclo