enero 31, 2023
Noticias

DE PASCUAS CON PETER PANK EN CASA BRANDON

17 de abril, 2022

El multifacético Peter Pank se presenta con Los chicxs perdidos en Casa Brandon. Además, durante todo el mes de abril presenta la obra “Tarzan Boy” basada en su libro homónico. A continuación reproduciremos la entrevista que Facu Soto le realizó para el Soy de Página 12 durante el 2017.

Tarzán Boy es el último libro de Peter Pank, un collage tan pop como político en el que colisionan la guerra de Malvinas, la crisis del sida y un homenaje homoerótico a la cultura pop con referencias camp que van desde Isabel Sarli y hasta Manuel Puig.

Primero salió una edición artesanal con tapa de Luciano Vecchio, ilustrador de Marvel, agotada e inconseguible. Hace unos meses, publicado y distribuido por Milena Cacerola apareció en España y Peter Pank voló para presentarlo; ahora llega Tarzán Boy de Peter Pank: Una novelita pulp que rompe los límites que separan a un género de otro. Un pastiche conformado por distintas voces, guiado por la canción de Baltimora, con aires a Puig; y como si fuese un homenaje a él, a los 80, a la cultura pop y clandestina del pasado, Peter Pank nos abre las puertas de su universo de aventuras, donde no falta nada, desde los sobrevivientes de Malvinas hasta las pajas en los cines  donde se proyectaba a un Tarzán multisexual acompañado de James, un chico-chica.

Manuel Puig era de Villegas y vos de Campana. Los dos iban al cine para evadir bullying del pueblo. Te apropiarse de Puig para llevarlo al extremo y hacer de Tarzán una peli porno…

-El libro tiene mucho de Puig, de ese universo de collage, ¿posmoderno podemos decir? Pastiche, información extraída de distintas fuentes. Leí mucho acerca de Tarzán. Hay partes que son extrapoladas directamente. Saqué y pegué, y en otras modifiqué. 

El beso de la mujer araña comienza con el relato de una voz que narra La mujer pantera. Acá se centran en una película (que no existe) y es contada por un ramillete de voces. También aparece el túnel de Búnker, el sida, Malvinas, muy Ed Wood.PUBLICIDAD

-Es inevitable que no esté teñido de esa impronta. También puse cosas de los blogs que critican al cine bizarro, que son súper homofóbicos. En el cine clase B, el bizarro, y el porno, está la fantasía exacerbada. No importa que no sea relista. No importa que el cocodrilo sea de goma. No importa que el negro la tenga de 40 centímetro y que sea un imposible. Lo importante es lo que eso genera en el espectador. Hay un homenaje a Isabel Sarlo. Cuando iba al cine de Campana, en la época del secundario, los primeros cuerpos desnudos que vi fueron en la pantalla, sobre todo de mujeres. Cuando estas películas eran pasadas en los cines de barrio, los proyectistas se guardaban los fotogramas más fuertes. Por eso las películas se iban cortando, cada vez más, y cuando llegaban al pueblito era una película corta que no se entendía nada.

Hay aventura, porno, críticas de cine, diálogos pelados, comentarios de blog. Te metiste con todos los géneros.

-Traté de generar muchas voces. Cada voz tiene una mirada particular acerca del fenómeno de Tarzán Boy. Traté de que los protagonistas sean polisexuales, que no sean solamente gay; que también esté la mirada hétero que se encuentra con esa película porno-gay; cómo la mira, y qué le pasa al ver sexo entre tipos.

También tocaste el tema de la censura.

-Este cine tiene que ser prohibido, este tipo de películas tiene que desaparecer, dice una voz. Todas estas voces conforman un único relato. 

La canción Tarzán Boy de Baltimora está en el libro. ¿Qué recuerdos te trae?

-Es un hit y tiene el recuerdo de los boliches de los 80, Bunker, Alien, Experiment, donde sonaba a rabiar. Escuché tanto la canción que dije: el libro dialoga con tantas cosas, también va a dialogar con la canción. 

¿Con Boquitas pintadas también?

-Cuando dice “estoy solo en la jungla, lejos de todo, gritando como Tarzán Boy” habla de estos personajes que están solos, en Malvinas, perseguidos por el sida, por no salir del clóset, o por no reconocerse. Encontrando en Tarzán Boy lo que realmente son y gritan lo que sienten. Mucha gente empezó a vivir su sexualidad clandestina ahí, en el medio de esos bodrios, en la oscuridad del cine. Con esas pinceladas se va contando cómo eran los encuentros en esos años. Ahora, con las leyes ganadas hay gente que desconoce cómo era esa época. 

¿Por qué elegiste a Tarzán?

-Cambié un televisor por un muñeco. Jugaba todo el tiempo con él, no te digo que me empecé a calentar con el muñeco porque sería mucho…

También está la crítica del Tarzán blanco…

-Tarzán como símbolo del capitalismo. Un blanco, viviendo entre negros que trataba como salvajes, en el medio de la selva, y por más que no hablara, estaba bien; porque en el fondo Tarzán era blanco e inglés. La cultura europea metida en el terreno de los bárbaros; esa mirada es muy interesante. Traté de generar muchas líneas subversivas, una fue que Tarzán sea puto.

Las partes porno son viriles, tampoco aparecen personajes femeninos. 

-Tiene que ver con la construcción de un imaginario homosexual de la época. La única mujer que aparece es Isabel Sarli. Este tipo de cine era muy difícil para que lo fueran a ver las mujeres. 

Era de hombres para hombres.

-Sí, las entidades trans no estaban visibilizadas. Eroticé al muñeco y empecé a ver todas las películas. Leí los libros de Burroughs, para ver por dónde lo podía subvertir. Por eso James, que es quién reemplaza a Jane, es sumamente mariquita. Es un niño bonito, efébico, casi una niña. En esa época no había eso de “macho por macho, nada que ver”. En esa época el chongo salía con la marica. Entonces si Tarzán era el chongo, James tenía que ser la marica.

¿Encontraste situaciones homoeróticas en las pelis de Tarzán?

-Yo no. En uno de los libros, el autor plantea que debía ser homosexual, porque todo el tiempo se medía corporalmente con el macho de la otra tribu. Demostrar el poder de la virilidad y someter a otro hombre; meten a Jane para opacar todo. Pero yo lo subvertí y el nuestro es puto.

Domingo de Pascuas Queer en Casa Brandon con

Peter Pank & Los Chicos Perdidos

En vivo

Invitada: Carol VE

Electro Varieté a cargo de

Emiliano Figueredo

Charlee Espinosa

Rodirgo Peiretti

Domingo 17 de abril a las 20:30 h

En Casa Brandon

Luis María Drago 236

Tickets exclusivamente en:

https://www.passline.com/eventos/peter-pank-los-chicos-perdidos

Related posts

DÓLAR SE MANTIENE EN 63,50 PESOS EN EL BANCO NACIÓN

Info Diario

Reabren la Estación La Paternal del Viaducto San Martin.

Boedoweb

Comenzó a funcionar el primer vacunatorio del país instalado en un Club de futbol.

Barrios Porteños Web