julio 29, 2021
EDUCACION LA CIUDAD Noticias

Proponen cambiar el nombre a una Escuela primaria del barrio de Colegiales.

Un grupo de Legisladores porteños presentaron un proyecto de Ley ante la Legislatura de la Ciudad, para cambiarle el nombre a la Escuela primaria Nº 17, ubicada en la calle Enrique Martínez 1432 del barrio porteño de Colegiales, porque evoca al Monseñor Gustavo Franceschi”, un cura que formo parte de un grupo de sacerdotes que en la década del 30 apoyaron al primer golpe de estado argentino, y que tenían un fuerte sentimiento antisemita. La Cooperadora de la Escuela Nº 17, impulsaron la iniciativa para cambiarle el nombre, que fue impuesto en 1967 durante la dictadura militar de Juan Carlos Ongania, por el Consejo Nacional de Educación de esa época. El Monseñor Franceschi se había declarado ser antisemita y sin convicciones democráticas, ya que acusaba a las personas judías de explotar económicamente a otros países, considerando al pueblo judío como un enemigo interno de nuestro país. Varias veces expresó que el espíritu del pueblo hebreo ponía en peligro la nacionalidad, la constitución familiar y nuestras tradiciones. También se declaraba antidemocrático, y sostenía que el problema de la democracia era la exposición a la voluntad del pueblo, que esto entorpecía y anulaba a un Gobierno, y que la debilidad de la voluntad democrática contribuye a su caída y posterior reemplazo por gobiernos más fuertes, como dictaduras militares y nacionales.
En los últimos años, la Cooperadora de Escuela Nº 7 realizó un estudio completo de la vida y obra del Monseñor Franceschi, que lo presentó a la Comunidad educativa, vecinos y Legisladores porteños, para lograr cambiarle la denominación a la Escuela, bregando por el desarrollo de la diversidad y la democracia. Esta propuesta recibió el respaldo del Presidente la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas). El nombre de una Escuela tiene un importante peso simbólico para toda la sociedad, ya que representa el futuro donde se proyecta los valores con los que crecen y se educan nuestros jóvenes. La demanda por el cambio de denominación comenzó en el año 2018, cuando un grupo de padres del barrio de Colegiales, reclamaron dejar de homenajear con su nombre a una persona antisemita, puesto por la dictadura militar y que siempre apoyo los golpes militares de nuestro país. Ahora se espera que la Legislatura porteña vote a favor y resuelva quitarle el nombre del clérigo a la Escuela de Colegiales.

Related posts

Por denuncias de los vecinos, legisladores recorrieron el Barrio Olímpico

Mario Bruno

BARRIONUEVO ADVIRTIÓ A ALBERTO FERNÁNDEZ: “NO ADMITIMOS EL DEDO QUE VENGA A DECIRNOS A NOSOTROS QUIÉN VA A CONDUCIR LA CGT”

Visión Porteña

CÓMO Y DÓNDE ANOTARSE PARA RECIBIR LA VACUNA DEL COVID19

Rodolfo Soto