noviembre 30, 2022
Noticias Salud

El desayuno de los porteños

El café, el mate y la negación a la leche. ¿Qué prefiere la mayoría de los argentinos y que tan bien desayunan? Los detalles en esta nota

El desayuno una de las comidas principales según los nutricionistas. Sin embargo, pocos argentinos suelen cumplir con el desayuno tal cual como debe ser y acostumbran  reemplazar por el mate y las medialunas. ¿Qué omitimos y que hacemos de bien?

Un buen desayuno es el responsable de la energía que tengamos el resto del día. Como si fuera poco también es el responsable de cuan jóvenes o avejentados nos veamos.

Científicos descubrieron que existe una relación entre un tipo de comida, las bacterias y la desaceleración de la pérdida de la diversidad de flora intestinal

Empezar el día con una dieta mediterránea podría tener un efecto positivo en los adultos mayores, aumentando las bacterias buenas en sus intestinos y disminuyendo los malos microbios en tan solo un año, de acuerdo a un estudio publicado por la revista académica British Medical Journal (BMJ) y avalado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Sin embargo, los argentinos generalmente desayunamos mate, medialunas, galletitas con queso untable y café.

En la mayoría de los casos el 56,7% de los adultos de entre 35 y 50 años omite la leche y prefiere el yoguth en lugar del primero en el caso de tener que elegir.

A pesar de que tanto la leche como el yogurt poseen calcios que necesitamos incorporar, el mate no deja de ser un buen aliado para la salud.

La yerba posee una gran cantidad de antioxidantes que favorecen la digestión, y previenen el envejecimiento prematuro.

A pesar de ello, los nutricionistas aseguran que la dieta del mediterráneo continúa siendo la más aconsejable.

Estudios demuestran que aquellos que adoptaron la dieta mediterránea desaceleraron la pérdida de la diversidad de bacterias intestinales. A su vez vieron reflejado un aumento en las bacterias asociadas con una mejor función cerebral, indicadores de fragilidad reducida, como la fuerza de agarre, la velocidad al caminar y una menor producción de inflamación dañina en los músculos y articulaciones.

El desayuno mediterráneo suele incluir café, infusiones o leche con cacao, jugo de naranja natural, tostadas con aceite de oliva y tomatefrutos secoscerealesembutidosfruta y yogur. En algunas versiones incorpora croissants o cierto tipo de panificaciones, pero las mismas no fueron incluidas en el estudio por su alto contenido de grasas saturadas y azúcares.

A su vez, los científicos analizaron los cambios que ocurren en las bacterias intestinales de las personas, y se toparon con que aquellos que desayunaron estos componentes aumentaron las bacterias vinculadas a la producción de ácidos grasos de cadena corta, que pueden desempeñar un papel importante en el mantenimiento de la salud y evitar enfermedades, y la disminución de las bacterias relacionadas con algunos ácidos biliares asociados con el cáncer y otros efectos adversos.

Las bacterias “buenas” que estaban produciendo los adultos mayores del estudio también desempeñaron el papel de especies “clave” en sus intestinos, aumentando la estabilidad del microbioma intestinal y reduciendo las bacterias “malas”.

Related posts

Presentaron un Plan para digitalizar gestiones y simplificar trámites en la ciudad

Nuevo Ciclo

RECUERDOS DE VECINOS: «JUEGO CLANDESTINO EN EL BAR RICARDO»

Marina Bussio

Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer

Visión Porteña